Déficit de maestros persiste en Cuba a pocos días del nuevo curso escolar

La falta de maestros golpea el sistema educativo cubano, una de las banderas que el gobierno ha enarbolado por años.

Miami | El déficit de maestros en Cuba persiste a pocos días de que comience el nuevo curso escolar previsto para el próximo el 4 septiembre, según confirmó la propia ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez.

Durante un recorrido por la provincia de Las Tunas, la funcionaria reconoció que solo en esa provincia oriental faltan 263 maestros, la mayoría de ellos en la enseñanza secundaria básica, según reportaron medios locales.

Según el Anuario Estadístico del 2016, de la Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba (ONEI), la cantidad de maestros cayó en picada en los últimos años. El curso pasado (2016/2017) Cuba tenía 299.572 docentes, 20.751 menos que los reportados en el curso escolar 2011/12, cuando contabilizó 320.323 maestros en todo el país.

La crisis no es exclusiva de este año. El déficit de profesores ha sido una de las fallas del sistema educativo cubano, lo que ha hecho tambalear una de las banderas del socialismo en la isla.

La desvalorización del oficio, los bajos salarios y la carencia de incentivos que potencien esa vocación entre los jóvenes son algunas de las causas del actual deterioro de la educación en Cuba.

Cubanos consultados por el periodista Adriel Reyes, de Radio Martí, ofrecieron sus opiniones acerca de un tema que ha preocupado en los últimos años a padres y alumnos.

“No es una carrera apetecible por los jóvenes, precisamente por esas circunstancias, por las condiciones difíciles del trabajo y las condiciones materiales. Incuetionablemente hay muchas carencias”, dijo desde Las Tunas Alberto Méndez, quien fue maestro en Cuba.

Otros cubanos consultados dijeron que no es un caso aislado en Las Tunas.

“El déficit es a nivel nacional”, dijo desde la provincia de Santi Spítirus a Radio Martí Yorsy Kelly Sánchez, pedagoga independiente.

También opinó sobre la selección: “La mayoría de los varones cogen la carrera pedagógica para no ir al servicio militar. Pasan un tiempito en la carrera pedagógica y luego se van (abandonan la carrera)”, explicó.

Sánchez comentó también que la falta de maestros no es lo único que está dañando el sistema educativo en Cuba. “Los graduados de las carreras pedagógicas no tienen un nivel de preparación como tal para dar clases a los niños. Muchas de estas personas se puede decir que son adolescentes sin responsabilidad”, aseguró.

Charles Rodríguez, pedagogo independiente en La Habana, ofreció sus valoraciones a Radio Martí.

“La juventud no tiene ninguna iniciativa, no tiene ningún interés (…) hay personas muy preparadas y con vocación, pero nos sigue golpeando lo mismo: no hay incentivos para la juventud, para que se formen nuevas canteras educacionales en el futuro y lo que ya existen no resuelven sus problemas personales, no alimentan nuestras familias”, lamentó.

“Es un problema nacional y se va a seguir acrecentando”, concluyó el pedagogo habanero.

(Redactado por Rosa T. Valdés, con reporte de Adriel Reyes)