El Gobierno brasileño dará residencia y trabajo a médicos cubanos

Carlos Pulgar, médico cubano ejerciendo en la Unidad Básica de Salud “María Cândida Soares”, de una comunidad rural en Brasil. (Estadão)

DDC | Brasilia – El ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, ha firmado una Orden Ministerial publicada este lunes que permitirá a los cubanos integrantes de Más Médicos que hayan determinado quedarse en ese país solicitar un permiso de residencia y trabajo por al menos dos años.

De acuerdo con la directiva recogida por el Diario Oficial de la Unión, suscrita además por el titular de Exteriores, Ernesto Henrique Fraga Araújo, la medida tiene “el fin de satisfacer los intereses de la política nacional de migración”.

“Esta Ordenanza prevé la concesión y los procedimientos que se adoptarán en relación con la tramitación de las solicitudes de permisos de residencia para los ciudadanos cubanos que hayan integrado el programa Más Médicos para Brasil, a fin de satisfacer los intereses de la política migratoria nacional”, señala.

Los interesados podrán presentar la solicitud de permiso de residencia ante una de las unidades de la Policía Federal, cuyas autoridades emitirán el documento tras la valoración del caso.

Requisitos

Los médicos cubanos deberán presentar los siguientes documentos: pasaporte o carné de identidad; dos fotos 3×4; certificado de nacimiento o matrimonio o certificado consular en caso de no poseer documento de viaje o de identidad; certificado de antecedentes penales de los estados en los que ha residido en Brasil durante los últimos cinco años; declaración, bajo pena de ley, de la ausencia de antecedentes penales en cualquier país en los últimos cinco años.

También deberán presentar “declaración, bajo pena de ley, de que formaba parte del programa Más Médicos para Brasil”; y “tarjeta nacional de registro migratorio emitida en base a la condición anterior, de conformidad con el art. 18 de la Ley N°12.871, de 22 de octubre de 2013, o estado de pérdida”.

Una vez que se presentan los documentos requeridos, la tarjeta de identidad será registrada y emitida.

La orden aclara que la declaración de los antecedentes penales en suelo brasileño “será evidenciado por la Policía Federal a través de una consulta con el Sistema Nacional de Registro de Migración (SISMIGRA), que buscará localizar el registro previo basado en el art. 18 de la Ley N ° 12.871 de 2013”.

Si los documentos de identidad como el pasaporte han sido retenidos por las autoridades cubanas, “sus datos pueden recuperarse a través de una consulta con el Sistema Nacional de Registro de Migración (SISMIGRA)”, añade.

En caso de que sea necesario rectificar o complementar los documentos presentados, la Policía Federal notificará al solicitante que lo haga dentro de los 30 días siguientes.

“Después de este período sin la manifestación del emigrante o si la documentación está incompleta, el proceso de evaluación de su solicitud se extinguirá, sin perjuicio del uso, en un nuevo proceso, de los documentos que se presentaron y que siguen siendo válidos”, explica la orden ministerial.

Asimismo, “el emigrante puede aplicar en una de las unidades de la Policía Federal, dentro de los 90 días anteriores a la expiración del período de dos años previsto” en la tarjeta inicial a un “permiso de residencia con validez indefinida”.

Esto podrá aplicar siempre que el residente “no haya estado ausente de Brasil por más de 90 días cada año migratorio; haya entrado y salido del territorio nacional exclusivamente por el control migratorio brasileño; no presenta antecedentes penales en Brasil; y pueda probar medios de vida”.

La orden garantiza “la posibilidad del libre ejercicio de la actividad laboral en Brasil, según los términos de la legislación vigente”.

Por último, puntualiza que “el permiso de residencia previsto en esta Ordenanza y el registro en la Policía Federal implican el retiro expreso y voluntario de la solicitud de reconocimiento de la condición de refugiado”.

Médicos cubanos que decidieron quedarse en Brasil tras la retirada del Gobierno cubano de Más Médicos han declarado en varias ocasiones las difíciles condiciones en las que se encuentran actualmente.

Muchos poseen trabajos que no tienen que ver con su profesión, algunos de manera clandestina, pero han manifestado que así lo prefieren antes que volver a Cuba. Su reclamo, no obstante, es poder ejercer como médicos en Brasil.

El acuerdo que mantuvo a los profesionales cubanos trabajando en el país sudamericano se rompió poco después de la elección de Jair Bolsonaro por decisión unilateral del Gobierno cubano, que se justificó en las “referencias directas despectivas y amenazantes” al programa por parte del entonces candidato presidencial.

Después de ser elegido, el mandatario había exigido que los especialistas pasaran pruebas de capacidad y recibieran el salario completo sin intermediarios. La transferencia del Ministerio de Salud a la OPS, la organización que negoció el contrato, era de 11.520 reales para cada profesional. Los cubanos, sin embargo, solo recibían 2.900, el resto se lo embolsaba el Gobierno de la Isla.