El Gobierno enviará médicos y enfermeros a Vietnam

Médicos y enfermeros se trasladarán a Vietnam, donde trabajarán con contratos de tres años, según dio a conocer el gobierno.

DDC | La Habana | www.diariodecuba.com – Autoridades de Vietnam y Cuba firmaron este jueves en Hanoi acuerdos para desarrollar la cooperación en el sector de la Salud, mediante los cuales personal de la Isla irá a trabajar a la nación asiática.

Médicos y enfermeros cubanos se trasladarán a Vietnam, donde trabajarán con contratos de tres años, según dio a conocer la oficial Radio Reloj.

Uno de los acuerdos fue rubricado entre la entidad Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos y el Hospital General Internacional Thu Cuc, de Hanoi.

La viceministra cubana de Salud, Marcia Cobas, estuvo al frente de la delegación de la Isla.

El embajador Herminio López, presente en las firmas, dijo que el Ministerio de Salud y el Gobierno de la Isla tienen como prioridad fortalecer la cooperación con Vietnam.

No fueron informados otros datos sobre este acuerdo, ni la cantidad de especialistas de la Salud que irán a la nación asiática, ni cuándo comenzarán a prestar servicio, ni lo que pagará Hanoi por los profesionales cubanos.

La venta de servicios profesionales, principalmente médicos, es una de las fuentes de ingresos del régimen, que envía a los trabajadores de la Salud a laborar en el exterior en condiciones de semiesclavitud.

Estos médicos tienen restringida la libertad de movimientos y están obligados a involucrarse en campañas políticas con las poblaciones locales, con las que ni siquiera se les permite interactuar de manera privada.

Aunque muchos médicos cubanos participan en misiones humanitarias, la mayoría son enviados a trabajar en países con los que La Habana ha establecido convenios. El Gobierno cubano se queda con hasta el 75% de los salarios que pagan los países de destino por los profesionales de la Isla. No obstante, la participación en estos programas es un alivio para los médicos, cuyo salario en Cuba no supera los 70 dólares al mes.

Los abusos y presiones sobre los profesionales de la salud han impulsado a miles de ellos a escapar de misiones en el exterior.