El Gobierno exigirá declarar el origen de los fondos para los negocios privados más lucrativos

Muchos cuentapropistas cubanos han iniciado sus negocios con dinero enviado por familiares en el exterior o aportado por extranjeros

DDC | La Habana | Los cubanos que aspiran a trabajar “por cuenta propia” deberán aportar más documentación y cumplir nuevos requisitos para abrir sus negocios, informan este jueves medios estatales de la Isla, dos días después de anunciarse la próxima reanudación de concesiones de licencias en diciembre, informa EFE.

Exponer por escrito el proyecto de la actividad que se desea desempeñar y justificar sobre el papel el negocio y su ubicación son dos nuevas condiciones indispensables para quienes soliciten las licencias de “cuentapropistas”, el eufemismo que utiliza el Gobierno para evitar hablar de emprendedores del sector privado.

Los requisitos están recogidos en la Resolución No. 11/2018 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), publicada en la Gaceta Oficial.

“Hasta la fecha, para obtener el permiso los interesados solo debían presentar su carné de identidad y dos fotos”, lo que provocó “que se dieran licencias en detrimento de la comunidad, además de desconocer la licitud de la materia prima y el origen de la fuente de financiamiento de las inversiones”, indicó la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Además, si el emprendedor planea contratar trabajadores, “le será necesario solicitarlo y presentar el proyecto de contrato laboral o documento equivalente, donde se precisen las cláusulas y condiciones convenidas”.

En 13 actividades específicas también se exigirá “la declaración jurada del origen de la fuente de financiamiento y las inversiones efectuadas o a ejecutar” y, en ciertos casos, también deberán justificar la “procedencia de los equipos y medios”, así como el cumplimiento de normas de higiene, medio ambiente y protección contra incendios, entre otras.

Las actividades para las cuales los “cuentapropistas” deberán revelar el origen de sus fondos son las que generan los negocios más lucrativos: arrendador de vivienda, habitaciones y espacios; fregador engrasador de equipos automotores y chapistero; instructor de gimnasio de musculación; operador de equipos de recreación; panadero-dulcero; productor vendedor de calzado; servicio de construcción, reparación y mantenimiento de inmuebles; servicio gastronómico en cafeterías, restaurantes, bares; transporte de carga y pasajeros con medios automotores, ferroviaros y marítimos.

Muchos “cuentapropistas” han iniciado sus negocios con dinero enviado por familiares en el exterior o aportado por extranjeros, que permanecen en la sombra como los verdaderos dueños.

El Gobierno anunció el martes que el próximo 7 de diciembre entrarán en vigor nuevas normas para ampliar y regular el sector privado y se reanudarán las concesiones de licencias a “cuentapropistas” suspendidas en agosto del año pasado.

Según los datos oficiales, en mayo pasado había 591.456 trabajadores privados en Cuba.