El Gobierno sube el salario de los recolectores de café a entre cuatro y seis CUC por lata

Agencias | Santiago de Cuba – El Gobierno cubano quiere revivir la industria del café que alguna vez prosperó en el país, ofreciendo salarios atractivos en la temporada de cosecha y replantando viejas plantaciones con bajos rendimientos, reporta la agencia oficial de noticias Xinhua.

Por cada dos kilogramos de café variedad arábica recogidos, es decir, una lata, los recolectores ganan 161 pesos cubanos (CUP), o 6,1 dólares y ganan 107 CUP (cuatro dólares) por una lata de variedad robusta.

“Durante la cosecha, cada trabajador gana un salario mensual promedio de 6.000 CUP (226 dólares), lo que contribuye a aumentar la calidad y la eficiencia, y estimula al personal a hacer un mayor esfuerzo para ganar más”, dijo Víctor Zaldívar, gerente del Centro de Procesamiento de Cacao y Café en el Tercer Frente, Santiago de Cuba.

“En 2016, muchos trabajadores ganaron más de 100.000 CUP (3.774 dólares) al año, lo que elevó el nivel de vida y mejoró las viviendas en el área, y desaceleró el éxodo a las ciudades”, agregó el funcionario.

El salario medio en Cuba no llega a los 30 dólares mensuales.

“Con mayores ingresos personales, la gente aquí está construyendo y renovando sus hogares, y mejorando el bienestar material y espiritual de sus familias, y el bienestar social del municipio”, dijo Zaldivar.

Yamilé Sosa, de 21 años, que ha estado trabajando como recolectora de café dijo a Xinhua que los trabajadores como ella están muy motivados por el aumento de los salarios, “es por eso que este año se ha cosechado más café”.

La temporada de cosecha 2013-2014 arrojó 6.211 toneladas de café, muy por debajo del objetivo, principalmente debido a la devastación causada por el huracán Sandy en octubre de 2012. Pero el daño llevó al Gobierno a replantar viejas plantaciones, muchas de las cuales tenían entre 25 y 30 años.

Dado que un arbusto de café necesita cuatro años para madurar, las plantaciones renovadas deberían comenzar a dar frutos en la temporada de cosecha 2017-2018.

“El rendimiento ha crecido de 1,66 toneladas por parcela de tierra de 13,42 hectáreas a 3,91 toneladas, y el objetivo es llegar a 4,6 toneladas para 2020”, precisa Xinhua.

Cuba gozó de fama internacional durante 160 años como productor y exportador de uno de los mejores cafés del mundo, plantando hasta 194.000 hectáreas de la cosecha.

El plan ahora es producir al menos 15.000 toneladas al año, aún lejos de las 24.000 toneladas necesarias para satisfacer la demanda interna y dejar de importar anualmente 8.000 toneladas desde Vietnam.