El periodista independiente Roberto Quiñones habla con Radio Martí de su arresto y liberación

Roberto Jesús Quiñones Haces, abogado y periodista independiente.

RTV | Las autoridades policiales en Guantánamo liberaron en la mañana de este sábado al periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces y le ordenaron presentarse a Fiscalía Militar el próximo martes 30 de abril.

Quiñones Haces fue detenido y golpeado por agentes de la policía el pasado lunes día 22 mientras cubría el juicio a los pastores de la Iglesia de Dios, Ramón Rigal y Ayda Expósito, los que se negaron a enviar a sus hijos a la escuela y decidieron acogerse al programa Educación en el Hogar.

En entrevista con el periodista Tomás Cardoso, de Radio Martí, Quiñones explicó que un primer teniente de la Policía le entregó un auto con la indicación de Fiscalía Militar para presentarse en esa dependencia la próxima semana.

“Estoy acusado por la presunta comisión de un delito de atentado contra los dos agentes de la policía que me trasladaron hacia la unidad municipal de la (Policía Nacional Revolucionaria)PNR de Guantánamo”, añadió el también abogado y escritor.

Quiñones Haces asegura que “es una injusticia extraordinaria”, teniendo en cuenta que permanecía esposado cuando recibió los golpes del uniformado.

“Yo fui la persona agredida con muchísima violencia por uno de los oficiales que iba en el carro (patrullero)”, argumentó.

En una llamada urgente ese lunes desde el recinto policial, el periodista -que regularmente publica sus artículos en el portal Cubanet-, dijo a Radio Martí: “Me golpearon la boca, tengo la camiseta ensangrentada, la guayabera, y estoy detenido ahora aquí, no sé por qué razón”, logró decir antes de que los guardias le retiraran el teléfono celular”.

Este sábado, en libertad, relató con detalles lo ocurrido: “El individuo llega a donde yo estoy y me dice: ‘Ciudadano, su carné de identidad, que está detenido’. La pregunta que le hago, y fue lo único que le dije: “¿por qué yo estoy detenido?”, porque yo estoy en un portal de una institución pública”.

Quiñones dijo que el policía lo volteó con “una fuerza extraordinaria”, le aplicó una técnica de inmovilización, “me arrastra, yo me caigo”, y fue cuando gritó “¡Estos son los derechos que nos da la nueva constitución, abusadores!”.

Ya en el auto patrullero, dijo el periodista, fue golpeado con violencia, tal como denunció a esta publicación.

A la par de Quiñones, hay dos policías acusados por el delito de lesiones: el chofer del auto patrulla y el sujeto agresor, pero el periodista especificó “ese hombre jamás me tocó a mí”, e incluso intervino en la unidad policial para que el otro oficial no continuara con la agrasión.

La paradoja, indica el reportero, es que como víctima, ha salido acusado de atentado, pero “es una vieja práctica policial bastante vieja (en Cuba); cada vez que un ciudadano común se quejaba por haber recibido actos violentos, cuando ese ciudadano acusaba a la Policía, automáticamente el policía lo acusaba a él de atentado para neutralizar la acusación del ciudadano”.

Los delitos de desobediencia y resistencia que le imputaban inicialmente, fueron retirados por la parte acusatoria, detalló Quiñones.

Esta semana el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denunció que hace muchos años “el gobierno cubano busca silenciar a la prensa independiente”.

Las declaraciones las ofreció Natalie Southwick, Coordinadora para Centro y Suramérica del CPJ, motivada por la reciente detención del periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces, comentarista habitual de Radio Martí y reportero del portal Cubanet.

También la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés) condenó este miércoles la ofensiva de las autoridades cubanas contra Quiñones Haces, exigió “cese de inmediato todas las tácticas de intimidación”contra los pastores Rigal y expósito.

[Redactado por Luis Felipe Rojas, con entrevista del periodista Tomás Cardoso para Radio Martí, informaciones de www.radiotelevisionmarti.com, y redes sociales]