El régimen ‘arrasa’ con el Proyecto Capitán Tondique, que alimentaba desamparados en Matanzas

Caridad Burunate y Francisco Rangel resultaron arrestados después de un enorme operativo policial, demás activistas continúan vigilados en sus casas.

DDC | Matanzas – Las viviendas de Caridad Burunate y Francisco Rangel Manzano, promotores del Proyecto Capitán Tondique, que busca alimentar a personas desamparadas en Matanzas, han sido allanadas este viernes por fuerzas del régimen y ambos activistas detenidos, informaron fuentes de la disidencia interna y otros participantes en la iniciativa en redes sociales.

“Docenas de uniformados, patrullas y camiones de brigadas especiales” estaban aparcados frente a las casas de Rangel Manzano (administrador y cocinero del proyecto) y de Burunate (donde se sirven las comidas), mientras registraban el interior de los inmuebles, precisó el exprisionero político Iván Hernández Carrillo a DIARIO DE CUBA.

“Desde antes de las 8:00 de la mañana se desplegó un operativo muy grande en Matanzas, pero fundamentalmente en los alrededores de ambos gestores”, añadió.

“En ambas casas efectuaron un registro intenso desde horas tempranas, el de Burunate ya había finalizado, pero a las 12:45 de la tarde todavía estaban practicando el registro a Rangel Manzano. Las fuerzas policiales se aparecieron con órdenes de registro sustentadas en supuestos cargos de ‘enriquecimiento ilícito y receptación'”, explicó Hernández Carrillo.

Según el sindicalista independiente tanto Rangel Manzano como Burunate fueron detenidos.

“Se llevaron todos los recursos de la iniciativa, vasos, manteles, cucharas, platos, el carbón, los bancos, se llevaron los teléfonos móviles de Caridad y su hija Yelena, y dijeron que un equipo de soldar que tiene el esposo de la activista en su casa lo dejaban en calidad de depósito, pero arrasaron con todo lo que pensaban que era parte del proyecto”, denunció.

Explicó que otros activistas involucrados en el Proyecto Tondique, así como miembros de la oposición en Matanzas, permanecían “bajo vigilancia en sus casas”. Citó los casos de Carlos Olivera Martínez, de Dani Echevarría Menéndez, Reinaldo Batista, Félix Navarro, en Perico, Nelson Acosta del Río, en Máximo Gómez, y el suyo propio.

“Es una ofensiva arrasadora (…) el 29 de abril el proyecto cumplía cuatro años y el régimen se ha adelantado a la celebración, y este es el regalo que le han hecho al proyecto y a los desamparados de Colón y localidades cercanas que se beneficiaban de este”, lamentó.

“La iniciativa funcionaba en Calle Mesa esquina Pedro Betancourt, en Colón, Matanzas, una vez a la semana de forma ininterrumpida, gracias al apoyo brindado desde dentro y también desde fuera por quienes se solidarizaban con esta causa”, recordó Hernández Carrillo.

El pasado mes de marzo, varios inspectores de Higiene y Epidemiología visitaron las viviendas de los gestores del proyecto bajo órdenes de la Seguridad del Estado. Previamente varias personas que acudían los jueves a alimentarse en la mesa de Tondique fueron visitados para realizarles análisis y atemorizarles.