Exprisionero político busca apoyo para sindicalistas independientes y trabajadores cubanos

DDC  | Madrid | 10 de Junio (www.diariodecuba.com) – El exprisionero político del Grupo de los 75  Iván Hernández Carrillo  ha aprovechado su primera salida al exterior desde que fue excarcelado en febrero de 2011 para visitar la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) durante su conferencia anual en Ginebra, sostener contactos con entidades de América Latina y Europa y recabar apoyo para los sindicalistas independientes y trabajadores cubanos.

“Visité la OIT la semana pasada como invitado, para denunciar la situación sindical y laboral dentro de Cuba, una situación desfavorable para el trabajador”, declaró a DIARIO DE CUBA Hernández Carrillo, portavoz de la Coalición Sindical Independiente de la Isla.

En una entrevista en Madrid, el exprisionero político resaltó que parte de la mala situación de los trabajadores se debe “al mal manejo de empresas extranjeras, que no tienen la posibilidad de contratar y pagar directamente a los empleados”.

Las leyes cubanas obligan a los empresarios extranjeros a contratar a través de una agencia del Estado. Esa entidad es la que recibe el dinero de los sueldos y luego entrega a los empleados solo una pequeña parte.

Los empresarios reciben a cambio mano de obra razonablemente calificada, que no tiene derecho a huelga ni la posibilidad de organizarse de forma independiente, ya que el único sindicato legal es la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), controlada por el régimen.

“Fuimos a la OIT buscando la solidaridad con el sindicalismo independiente cubano. También a recabar apoyo para el sindicalista preso Osvaldo Arces Hernández y para dar a conocer la situación de indefensión en que se encuentran los trabajadores cubanos en materia sindical y laboral”, dijo Hernández Carrillo.

El exprisionero político, a quien el Gobierno permitió salir de la Isla “por una sola vez”, se reunió con representantes de confederaciones de trabajadores de Panamá, Colombia y Francia, la Universidad de los Trabajadores de América Latina, Fuerza Sindical de Brasil, la Unión General de Trabajadores de Túnez (Premio Nobel de la Paz) y la Confederación de Sindicatos Europeos, que agrupa a organizaciones de diferentes países de la Unión Europea.

“Recibimos apoyo y solidaridad de todas estas organizaciones sindicales, que se han comprometido con nosotros a alzar la voz para defender la causa cubana en lo que respecta al sindicalismo independiente, y por Arces”, dijo Hernández Carrillo.

La visita del sindicalista a la OIT se produjo después de que el año pasado el Gobierno cubano consiguiera que el organismo de la ONU  impidiera la entrada a su conferencia anual a Joel Brito , director ejecutivo del Grupo Internacional para la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba (GIRSCC).

“Gracias a la solidaridad de gobiernos y organizaciones sindicales de diferentes países del mundo, se logró este año que la prohibición que existía de acceso de sindicalistas independientes cubanos, y en el caso mío en específico, fuera levantada por parte de la administración y la seguridad de Naciones Unidas”, dijo Brito a DIARIO DE CUBA.

“Nos habían prohibido el acceso no solo a la OIT, sino también a las demás dependencias de las Naciones Unidas, en un esfuerzo del Gobierno cubano de seguir con el monopolio dentro de esas entidades”, añadió el director ejecutivo de  GIRSCC , grupo que defiende los derechos de los trabajadores de la Isla y denuncia los abusos del régimen en esa materia.

Interrogado sobre el momento actual del sindicalismo independiente cubano, Hernández Carrillo comentó que “va hacia una reorganización”.

“Estamos tratando de aunar fuerzas las tres organizaciones sindicales independientes que históricamente han existido dentro de Cuba, para jugar un rol importante en la preparación, organización y dirección no solo de los sindicalistas independientes, sino de los trabajadores cubanos en sentido general”, explicó.

Durante su paso por Ginebra, el sindicalista participó también en encuentros con relatores de la ONU sobre detenciones arbitrarias y tercera edad. A esas reuniones asistieron también el exprisionero del Grupo de los 75 José Daniel Ferrer, el Premio Sajarov Guillermo Fariñas y el abogado independiente Wilfredo Vallín.

En España, los activistas han sostenido encuentros con la prensa y con representantes de partidos políticos.

Hernández Carrillo estará la semana próxima en Washington, donde tiene previstas reuniones con congresistas demócratas y republicanos. Asimismo, visitará la sede de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, la mayor central obrera de Estados Unidos), además del Departamento de Estado y la National Endowment for Femocracy.

Entrevista a Iván Hernández por el reportero de Martí Noticias, Luis Felipe RojasMartinoticias.com julio

Martinoticias.com julio 07, 2016 – El dirigente de la Central Sindical Independiente, Iván Hernández Carrillo, expreso político del Grupo de los 75, dijo este jueves a Martí Noticias que el principal reto del sindicalismo independiente en Cuba es luchar contra la falta de libertades laborales y sindicales, “y la situación de desprotección de los trabajadores cubanos, en todos los sentidos y en todos los órdenes”.

“Tenemos un centro de capacitación sindical, instalado en La Habana, donde fundamentalmente estamos capacitando a sindicalistas independientes, y también a trabajadores por cuenta propia”, dijo el opositor durante una entrevista realizada por el reportero de Martí Noticias, Luis Felipe Rojas.

“Estamos dando a conocer todos los mecanismos y acuerdos laborales internacionales que el régimen ha aprobado y que, supuestamente, debe cumplir”, agregó.

Para Hernández Carrillo, los pocos derechos laborales que el régimen ha concedido a la clase trabajadora se deben, en buena parte, a las presiones de los sindicalistas independientes, que cada año acuden a las conferencias anuales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Ginebra.

“Desde el año 1987, el Comité de Normas Internacionales de la OIT viene exigiéndole al gobierno cubano que cumpla lo que está establecido, que cumpla los 88 convenios que el régimen ha firmado”, explicó Hernández Carrillo.

“Claro no son normas de obligatorio cumplimiento, son normas que los Estados miembros deben aplicar conforme a su voluntad”, añadió.

Precisamente, Hernández Carrillo asistió por primera vez, el pasado mes de junio, a la conferencia anual de la OIT, aprovechando un permiso de salida que le otorgó el gobierno cubano.

“He salido con una misión muy clara. Es de trabajo. Llegué a fines de mayo a Miami y viajé de inmediato a Europa para participar en la 105 Conferencia de la OIT, y transmitirles nuestras inquietudes en el ámbito laboral. Allí pudimos reunirnos con varias delegaciones acreditadas a este evento de Europa y América Latina”, explicó el opositor.

Hernández Carrillo, quien envía desde Cuba crónicas periodísticas y difunde noticias a través de su cuenta de Twitter @ivanlibre, asegura que los sindicalistas independientes son el foco, “de la represión más cruel, ahora mismo tenemos a un sindicalista independiente preso sufriendo las peores torturas que se le pueden imponer a una persona”.

Osvaldo Arce Hernández, denunció Hernández Carrillo, fue arrestado en vísperas del Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 2015, cuando “la policía política llevó a la cárcel a cientos de disidentes y opositores”, en todo el país.

“Lo condenaron a dos años de cárcel en un juicio sumarísimo. Fue para la cárcel por defender el derecho que tienen los trabajadores de asociarse libremente a un sindicato”, subrayó.

El opositor y sindicalista independiente considera que el permiso que le otorgó el gobierno cubano para poder salir del país por una vez, “ha sido una jugada del régimen”, que seguramente tendrá que pagar cuando retorne a la isla, aunque no se arrepiente de nada.

“Regreso a Cuba con los mejores deseos de seguir trabajando”, concluyó.