Kenia asegura que médicos cubanos secuestrados están vivos y en Somalia

Tampoco se ha determinado quiénes cometieron el crimen, aunque desde un principio se sospecha de los terroristas de Al Shabaab

RTV | Redacción – Este sábado se cumplen 6 meses del aparatoso secuestro de dos médicos cubanos en un poblado fronterizo entre Kenia y Somalia sin que se tenga certeza de su paradero en territorio somalí.

El 12 de abril, el médico de Puerto Padre, Assel Herera Correa y el cirujano de Placetas, Landy Rodríguez Hernández, hacían el viaje diario a su trabajo en el Hospital del condado Mandera, cuando su auto fue asaltado por un grupo de hombres armados.

Por lo peligroso de la zona, castigada por la amenaza constante de los yihadistas de Al Shabaab, los médicos se desplazaban con escolta, pero en el asalto uno de ellos fue asesinado y los cubanos, raptados presuntamente a Somalía.

En estos seis meses tampoco se ha logrado determinar quiénes cometieron el crimen aunque desde un principio hubo sospechas de que había sido una acción de los terroristas de Al Shabaab.

Radio Televisión Martí contactó a la embajada cubana en Kenia en busca de una actualización sobre las labores de búsqueda, pero una funcionaria declinó hacer comentarios alegando “que tenían muchas actividades”.

Los familiares tampoco han querido hacer declaraciones.

Numerosos medios de prensa africanos aseguran que un consejo de ancianos ha negociado su liberación, que están vivos, y que sus captores los han destinado a atender a los heridos de la milicia terrorista.

“Están en Somalia”, confirmó este sábado a Efe el portavoz del Gobierno keniano, Cyrus Oguna, “vivos, eso seguro”, y “en buen estado de salud”.

El funcionario dijo que el plan operacional para rescatarlos es prioritario, que se mantinen verificando pistas e información de inteligencia.

También se ha hablado de una supuesta fianza de un millón y medio de dólares que las autoridades kenianas han declinado pagar.

El gobernante Miguel Díaz-Canel asegura que Cuba se ha puesto en contacto con los gobiernos de Kenia y Somalia para resolver el caso.

Lo cierto es que el trabajo de la policía y el ejército keniano no ha llegado más allá de la frontera somalí por límites de jurisdicción.

El portavoz del gobierno keniano mencionó a la agencia EFE que tienen activado un plan de rescate sin precisar cuándo será ejecutado.

“Puede ser mañana, la semana que viene… porque depende de nuestras condiciones y de los factores, y no los puedo revelar porque pondría en peligro la operación”, asegura.

“Estamos elaborando los planes para asegurar que se desarrollen de tal manera que no pongan en riesgo sus vidas, que podemos ir allí, sacarlos y devolverlos a sus familias”, declaró el funcionario.