La ASIC denuncia represión durante el mes de abril

Varios sindicalistas fueron acosados, detenidos y atacados por las fuerzas represivas del régimen para impedir su viaje al exterior.

LA HABANA, Cuba | ASIC – La Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) denuncia el hostigamiento del que han sido víctimas sus miembros durante el presente mes de abril en manos de oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE).

El día 3 de abril, a Lázaro Ricardo y Heobanys Pupo Terrero, de la Delegación del Municipio Especial Isla de la Juventud, los detuvieron en la Terminal Marítima de Nueva Gerona y les impidieron viajar a La Habana. El 17, ambos fueron detenidos y les hicieron actas de advertencia por “instigación contra el orden público”.

Raúl Zerguera Borrell, de la provincia de Sancti Spíritus, acudió el 10 de abril a la estación policial de su municipio de residencia para realizar trámites pertinentes a su auto, y las autoridades le retuvieron el vehículo.

Dos días después, Zerguera Borrell regresó a la estación para hablar con el Teniente Coronel y Jefe de la Unidad y resolver el problema del vehículo. Allí la máxima autoridad, junto a seis policías de la PNR, le propinaron una golpiza a él y a su hijo que lo acompañaba.

Como resultado, al activista le provocaron un derrame en el ojo izquierdo. No obstante, fue retenido en el recinto policial 12 horas (de 10 am a 10 pm). Finalmente, el auto le fue devuelto unos días después.

El día 10 de abril, Carlos Reyes Consuegra comenzó una huelga de hambre después que  las autoridades lo acusaran de Usurpación de Funciones Públicas, huelga que mantuvo hasta el día 21 en que le fue retirada la acusación, la cual restringía sus movimientos fuera de su municipio de residencia e incluso fuera del país.

Liván Monteagudo Rivero, de la provincia de Las Tunas, fue hostigado días antes a su salida junto a un grupo de colegas de la ASIC que se dirigían a Colombia el día16 para recibir una capacitación sindical ofrecida por la UTAL y participar además en el 1er Congreso de la Alternativa Sindical de las Américas (ADS), de la cual es afiliada.

El día anterior, antes de partir a la capital, Liván fue a visitar a su madre al hospital provincial, recuperándose de un infarto cardíaco provocado por el reiterado hostigamiento a su hijo. Allí fue arrestado y detenido durante 36 horas, por lo que no pudo viajar con la delegación de ASIC.

Perteneciente a dicha delegación, también el activista de Alejandro Sánchez Zaldívar, del municipio Mariel de la provincia Artemisa, le fue impedido viajar cuando fue interceptado por oficiales del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) en el aeropuerto José Martí. El activista había sido citado el día anterior por el DSE con motivo del viaje.

Por su parte Ana Rosa Ledea Ríos, también integrante de la delegación de la ASIC, fue visitada en su casa por miembros del DSE para informarle que no podía viajar. Ledea Ríos intentó evadirlos el día del viaje, pero fue interceptada a pocas cuadras de su vivienda, por lo que fue detenida y arrestada por varias horas en la estación policial del municipio Centro Habana, donde reside.

El viernes 14 de abril, Aimée Cabrera Álvarez, de La Habana, fue interceptada por tres oficiales del DSE en el aeropuerto capitalino cuando se disponía a viajar a México con el fin de participar en un intercambio educativo auspiciado por el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir A. C. (ILSB). Uno de los oficiales, después de identificarse, le increpó que mantenía estrechos vínculos con Iván Hernández Carrillo y que por ese motivo no podía viajar. La activista, acompañada por un familiar, fue seguida por los tres oficiales hasta que abandonó el recinto.

Estos hechos destacan la continua represión y violencia de las autoridades contra los miembros de la sociedad civil no reconocida por el Estado y gobierno de la Isla, quien le otorga total impunidad a la PNR y al DSE para llevar a cabo estos actos represivos.

En el caso de los sindicalistas independientes, muchos han sido advertidos por oficiales el DSE de que el gobierno no cejará hasta desaparecer todos los sindicatos independientes cubanos y en especial la ASIC.