Llueven amenazas contra reporteros de Palenque Visión por hacer periodismo crítico en Cuba

Las comunicadores, que habían asistido a un curso en Trinidad Tobago, fueron detenidos y amenazados a su regreso al país.

Miami | Idolidia Darias – Dos reporteros de la agencia independiente Palenque Visión detenidos en Guantánamo fueron sometidos a interrogatorios y amenazas de ir a prisión, mientras que otro reportero enfrentó el chequeo riguroso de oficiales de Aduanas en el Aeropuerto José Martí de La Habana, a su regreso al país procedentes de Trinidad Tobago.

Yaremis Buqueriget Socias e Isael Poveda Silva, fueron arrestados por agentes de la Seguridad del Estado en un punto de control policial conocido por Río Frío, en las afueras de Guantánamo, cuando regresaban a casa el pasado 28 de septiembre, y fueron liberados el sábado luego de que las autoridades les presentaran un “acta de advertencia”, dijeron ambos a Martí Noticias.

Buqueriget Socías, madre de dos niños, dijo que los agentes la amenazaron con llevarla a prisión y denunciarla al departamento de Atención a Menores para quitarle a los hijos si no colaboraba con ellos.

La reportera, que se negó a colaborar con los agentes, recibió un acta de advertencia en la que se le reprocha el “reunirse con elementos antisociales”, y ejercer el periodismo “de forma ilegal”.

Los agentes también le hicieron preguntas relacionadas con los reporteros de Palenque Visión con los que se relaciona al realizar su trabajo, y le dijeron que la tenían “fichada” desde hace tiempo.

La periodista dijo que le confiscaron dos memorias digitales que llevaba consigo, y como no había celda disponible para encerrarla, la mantuvieron dos días en el comedor del recinto policial, donde le tiraron un colchón para que durmiera hasta el día 30 por la mañana, que la liberaron.

La joven dijo que aunque ha estado colaborando asiduamente con Palenque Visión, esta es la primera vez que la detienen y amenazan.

Al comunicador Poveda Silva, que también colabora como activista de la opositora Alianza Democrática Oriental, le fue presentada un acta de advertencia en la que constan las acusaciones de “usurpación de funciones, difusión de noticias falsas y asociación con elementos antisociales”, entre otras.

El activista ha desarrollado por varios años una intensa labor de denuncia de las violaciones de derechos humanos en la isla, y desde 2015 hasta la fecha ha sido detenido en numerosas ocasiones.

Explicó que esta última acta de advertencia se suma a muchas más que le han presentado en cada arresto, y que nunca ha firmado.

Silva dijo que mientras estuvo en los calabozos no ingirió alimentos, y cuando lo liberaron se sentía muy débil. No obstante lo dejaron muy lejos en las afueras de la ciudad, y sin dinero, porque le ocuparon todo el que traía al momento del arresto. En esas condiciones tuvo que regresar a su casa.

Rolando Rodríguez Lobaina, director de Palenque Visión, también enfrentó las arbitrariedades policiales la pasada semana cuando regresaba a la isla, luego de asistir al mismo taller en Trinidad Tobago.

En su perfil de Facebook denunció que las autoridades de la Aduana en La Habana lo sometieron a un registro a su regreso al país.

El reportero precisó que “como se ha hecho una costumbre” a su regreso de cualquier viaje al exterior, le revisaron todas las pertenencias “rigurosamente, no sin antes pasarme por el control de drogas de manera insistente aplicando la técnica canina”.

El director de Palenque Visión agregó que unas horas antes, en la escala que hizo en Panamá hacia la isla, 4 individuos vestidos de civil lo interceptaron en el aeropuerto internacional de Tucumen para cuestionar “mis arrestos en la isla”.

Escribió que lo “vincularon con el cubano anticastrista Luis Posada Carriles” y lo amenazaron con retirarle “la visa que porto de Estados Unidos, tipo B2”.

Varios reporteros de Palenque Visión han denunciado desde hace más de un año el acoso y las detenciones arbitrarias de que han sido víctimas por parte de la Seguridad del Estado, que busca impedir la realización de audiovisuales críticos al gobierno.