Médicos cubanos en Brasil se quejan de nuevas y restrictivas cláusulas en sus contratos

Las medidas surgen luego de que unos 200 galenos demandaran en Brasil un trato similar al resto de los extranjeros contratados allí.

Brasilia – El Gobierno cubano puso nuevas restricciones a los contratos de los médicos de la Isla que prestan servicios en Brasil en un intento de evitar que abandonen la misión, según informó Martí Noticias.

El programa Más Médicos, que se creó en 2013 por la entonces presidenta Dilma Rousseff, se ajusta a una ley que permite contratar a especialistas extranjeros y otros formados fuera de Brasil, recordó Noel Fonseca desde Maranhão, Selva Amazónica, en conversación con el medio miamense.

Sin embargo, las autoridades cubanas quieren evitar que los médicos de la Isla abandonen la misión y han incluido nuevas cláusulas en el contrato de los galenos que están llegando al país sudamericano.

Una nueva cláusula dice que si ellos se presentan a la prórroga del diploma, automáticamente son desligados del programa, y pierden los beneficios, precisó Fonseca.

La medida surge luego de que unos 200 galenos de Más Médicos presentaran demandas en las cortes brasileñas para exigir un trato similar al resto de los extranjeros contratados. Los recursos registrados ante la Justicia piden el establecimiento en el país y la entrega completa del salario establecido en el contrato y sin intermediación de La Habana ni la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Brasil paga unos 4.433 dólares a la OPS por el servicio del personal médico de la Isla, que a su vez retiene un 5% de comisión y remite el resto al Gobierno cubano. Los cubanos apenas reciben 600 dólares mensuales y otros 645 les son depositados cada mes en una cuenta personal en Cuba.

Sin embargo, este año el pago dejó de ser en dólares, algo que a criterio del galeno entrevistado es “otra de las trabas del Gobierno”.

Antes les pagaban en dólares, pero ahora en los nuevos contratos “el pago es en reales”, detalló.

Otra de las excepciones en el contrato actual es que “aunque el contrato establece condiciones para acomodar al médico con su familia, en el caso de los cubanos no ocurre así”.

Primero dejaban que la familia entrara a Brasil por 60 días, luego lo redujeron a 30 y por último “apenas se acerca la fecha de cumplimiento del contrato, comienza la persecución para que se regresen a la Isla”, lamentó.

El médico señala que ha habido casos de amenazas de que “si no saca de inmediato al familiar, se tiene que ir el médico también”.

Pero a juicio de Fonseca, “lo peor no está en el contrato”, sino en nuevas medidas que han agregado.

“Establecen que los médicos, cada año que van de vacaciones, tienen que tener una evaluación, y según esa evaluación regresan o no a la misión”.

El especialista dijo que ha habido casos de médicos a los que “les han dicho que el pasaporte se les perdió, y los dejan” en la Isla.

La colaboración médica entre La Habana y Brasilia se había suspendido en abril, cuando el Gobierno cubano rehusó enviar otros 710 médicos, argumentando preocupación porque la Justicia brasileña había aceptado las solicitudes de permanencia de los cubanos en ese país.

Después de una reunión en mayo con la OPS, las autoridades cubanas determinaron retomar los contratos.

Actualmente unos 18.200 profesionales están inscritos en el programa Más Médicos, de los cuales 11.400 son cubanos que ejercen en el área de atención básica, según datos de la propia OPS.

Los participantes deben permanecer tres años y regresar, salvo aquellos que soliciten una ampliación de la estancia a La Habana.

Sin embargo, en estos momentos la política del Ministerio de Salud brasileño apuesta por la reducción de la cuota cubana, destinándola en esencia a puestos que son rechazados por profesionales brasileños.