Sitio oficial del Grupo Internacional para la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba

Junio 12, 2009

Alarma laboral juvenil en la agricultura

Reinaldo Cosano Alén, Sindical Press

LA HABANA, Cuba – junio 2009 (www.cubasindical.org) - La afirmación de que sólo 19 964 jóvenes en todo el país laboran en los semiestatales sectores campesino y cooperativista es un botón de alarma en la estancada agricultura cubana.

Las cooperativas de Crédito y Servicio (CCS) cuentan con 14 103 jóvenes y sólo 5 861 integran las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA).

Jóvenes asalariados que no poseen tierra y otros que han recibido tierras estatales en usufructo están entre los apenas 20 000 agricultores juveniles, cifra contrastante, de una población de más de once millones.

La marcada diferencia de incorporados entre la CCS y las CPA es que las primeras ofrecen ventajas económicas a sus integrantes, superiores a los de la segundas, según expuso Ely Rodríguez, un dirigente nacional de la Asociación de Agricultores Pequeños en el Activo de Jóvenes de Villa Clara, en mayo en esa provincia.

Se puso como dramático ejemplo el caso de la provincia Villa Clara. Sólo dispone de 1 731 jóvenes en las CCS y CPA y producen el 67 por ciento de los alimentos para el consumo en territorio villaclareño.

La CCS y las CPA son las principales suministradoras de alimentos procedentes de la agricultura interna según se dijo en el Activo.

Cabe destacar que el sector estatal controla alrededor del 90 por ciento de tierras.

Salarios insuficientes y desabastecimientos o retrasos de insumos agrícolas y transportación de mercancías (que el estado debe garantizar) figuran entre los principales problemas de las CCS y las CPA que desestimulan la baja incorporación y retención de los jóvenes a las faenas agrícolas.

Se planteó en el Activo de Villa Clara la necesidad de incrementar el trabajo juvenil con los mejores salarios y con los círculos de interés con niños de las áreas rurales y atraer además a los jóvenes hijos de campesinos, estudiantes de politécnicos, a dedicarse a la agricultura.

El Ejército Juvenil del Trabajo (EJT), del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), ha sido por décadas un suministro importante de jóvenes a la agricultura, prioritariamente en el sector estatal, y en reforzar labores de emergencia agrícola.

Varios miles de jóvenes reclutas cumplen los dos años reglamentarios del Servicio Militar en el EJT.

No se debe pasar por alto en el análisis de la escasa presencia de jóvenes en las labores agrícolas y en la producción de alimentos la crítica situación demográfica de Cuba por el envejecimiento acelerado de su población y la baja tasa de natalidad. 

cosanoalen@yahoo.com

IMPRIMIR