Sitio oficial del Grupo Internacional para la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba

Diciembre 16, 2010

“¡Vuelvan, para que nos pongan música!”

Reinaldo Cosano Alén, Sindical Press

LA HABANA, Cuba, diciembre (www.cubasindical.org) - “¡Mamá, vuelvan para que nos den helado y nos pongan música!”, me pidió mi hijo por teléfono al otro día de nuestra visita de las Damas de Blanco a la prisión 1580, en el municipio capitalino San Miguel del Padrón”, cuenta la Dama de Blanco, Rosario Morales La Rosa, de 48 años.

Una comitiva de las Damas de Blanco guiadas por Berta Soler, esposa del prisionero de conciencia Ángel Moya, del Grupo de los 75, se presentó en la 1580 el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, a protestar contra los abusos del gobierno y reclamar la liberación de todos los prisioneros políticos y de conciencia.

-Coincidentemente ese día mi hijo, Reinier Bicet Morales, de 26 años, tenía visita. Cuando me identifiqué me encerraron en una oficina con barrotes. No me permitieron verlo hasta que mis compañeras se retiraron. Los reclusos que tenían visita también los tuvieron trancados.

-Rosario, ¿qué pasó al llegar las Damas de Blanco?

-Como ocurre siempre en estos casos, fuimos reprimidas. A mí, puesta entre barrotes, y las demás tratadas con mayor violencia e insultos, como se ha divulgado.

-¿Y los presos?

-¡Fue maravilloso! Con sus gritos y exclamaciones desde las celdas nos apoyaron. Algo curioso también: los que realizan trabajos en el área abierta de la prisión, como limpieza y jardinería, se quitaron sus camisas y las agitaban fuerte como banderas en demostración de solidaridad con las Damas de Blanco. Saben que también luchamos por sus derechos ciudadanos.

-¿Por qué está preso su hijo?

-Por salida ilegal del país y contrarrevolucionario (desafecto al régimen), según el oficial instructor.

-¿Cuándo y cómo lo detienen?

-El 9 de mayo de este año junto a otros jóvenes, en alta mar. Un guardacostas de los Estados Unidos los intercepta, recogen y entregan a las autoridades cubanas. Dicen que mi hijo opuso resistencia, pero es falso. Por esta causa le quieren hacer juicio. Está preso sin fianza.

-¿Considera usted que estas acciones de las Damas de Blanco –asociación  no reconocida pero implícita en las conversaciones entre Gobierno e Iglesia- fuera del marco del reparto Miramar puedan perjudicar las excarcelaciones de prisioneros políticos, al parecer detenida en estos momentos?

-No lo he pensado, tal vez haya algo de cierto como respuesta del régimen, pero nosotras, las Damas de Blanco, consideramos que ese Día Internacional de los Derechos Humanos debíamos protestar y exigir de la manera que lo hicimos.

-Rosario, cuéntanos por qué su hijo pidió que volvieran las Damas de Blanco por la prisión?

-Pienso que para rebajar las tensiones de ese día tuvieron el regalo poco acostumbrado  de las autoridades de la cárcel de repartir helado y ponerles música, que por supuesto gustan, especialmente porque la mayoría del penal son jóvenes.

cosanoalen@yahoo.com

IMPRIMIR