Sitio oficial del Grupo Internacional para la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba

Octubre 6, 2011

“Nada respetan los ladrones”

Reinaldo Cosano Alén, Sindical Press

LA HABANA, Cuba, octubre (www.cubasindical.org) - La grey católica de Guanabo, al este de La Habana, está muy afligida por el robo de tres imágenes de la iglesia Nuestra Señora del Carmen ubicada en La Conchita.

Las figuras son un Niño Jesús, la Virgen de Las Mercedes y la del Carmen en talla menor que la que preside.

“¡Nada respetan los ladrones, ni siquiera las iglesias! Antes robaron en el templo de Tarará. Por suerte los delincuentes fueron atrapados y recuperados los ordenadores”, expone Dulce María Miranda, católica de la Legión de María.

“El ladrón (o ladrones) al parecer entró a la iglesia cuando estaba abierta a la oración. Se escondió, apoderó de los bienes y frescamente marchó dejando la puerta entreabierta lo que llamó la atención de religiosos que acuden temprano”. 

José, un feligrés, expone que la Policía empleó técnica canina, toma de huellas e hizo entrevistas buscando pistas que permitan atrapar al caco.

El templo, algo apartado, no dispone de medidas de seguridad, ni vigilancia física, lo que facilitó la acción del malhechor.

La señora Miranda dice:“El pueblo está consternado por el robo, a pocas horas del multitudinario recibimiento en Guanabo como en todas partes a Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, itinerante desde el año pasado en recordación por los cuatrocientos años de su aparición en 1612 en la bahía de Nipe, coronada por el Papa Juan Pablo II en su visita a Cuba en enero de l985”.
La señora Miranda apunta que son muchos los devotos de San Judas Tadeo, protector de los marineros. Quienes escapan por mar también le tienen mucha fe. Sin embargo, el ícono de Judas Tadeo fue respetado. Introduce una anécdota a propósito.

“Pero a mi hijo y un compañero los salvó la Virgen. Estaban muy lejos de las costas de Cuba y de los Estados Unidos. Una tempestad volcó el bote. Pensaban que se ahogarían cuando se les apareció la Caridad sobre las aguas del océano. Les dio fuerzas. Milagrosamente enderezan la embarcación y remando y remando llegaron. ¡Tanto remaron que se fueron mucho más al norte de su meta, Miami!”

Recuerda que la imagen de la Caridad que presidía la iglesia de Boca Ciega, playa contigua a Guanabo, fue sustraída en1961 pero por otros motivos. Funcionarios de las embajadas de Italia y Panamá ayudan secretamente y recogen y esconden la Virgen. Luis Gutiérrez Areces, joven católico anticastrista asilado en la embajada de Panamá obtuvo salvoconducto y pudo viajar a Miami con la Virgen oculta. El recibimiento fue delirante, sin precedentes. Era época de fuertes enfrentamientos en la isla entre el estado y la iglesia con cierre de templos, campos de trabajo forzado y deportación de sacerdotes y monjas.

La Virgen de la Caridad muy reverenciada desde su arribo a Miami representa un puente  entre los cubanos de las dos orillas.

Una pregunta flota en el aire: ¿por qué el robo de los íconos de la iglesia del Carmen?

cosanoalen@yahoo.com

IMPRIMIR