Periodista símbolo del movimiento #MeToo en Japón gana histórico juicio

La periodista japonesa Shiori Ito sostiene una pancarta que dice "Victoria" fuera del Tribunal de Distrito de Tokio el 18 de diciembre de 2019. (REUTERS/Kyodo)

Japón aumentó los términos mínimos de prisión para violadores de tres a cinco años y amplió la definición de víctimas.

(Alexandra Ruiz) – Noriyuki Yamaguchi, biógrafo del primer ministro japonés Shinzo Abe y el responsable de una cadena de televisión privada, fue condenado a pagar 3,3 millones de yenes, cerca de 30.000 dólares, a Shiori Ito por presuntamente haberla agredido sexualmente mientras estaba inconsciente. El periodista anunció que apelará. 

Feministas y defensores de los derechos se sumaron una victoria judicial en Japón. Esto después de darse a conocer el fallo de un tribunal de Tokio que ordenó al reconocido periodista Noriyuki Yamaguchi pagar cerca de 30.000 dólares en daños a Shiori Ito, una periodista independiente que se ha convertido en la cabeza del movimiento #MeToo en el país.

Conteniendo las lágrimas, Ito confesó sentirse “feliz”, aunque admitió que el fallo no es el fin de la historia, sino el cierre de un capítulo. “Ganar este caso no borra lo que pasó. Mi pelea por hacerle frente a mis heridas seguirá. Ahora tengo que lidiar con cómo vivir con mis cicatrices” aseguró la joven.

En una rueda de prensa, Yamaguchi, que ha negado repetidamente las acusaciones, dijo que apelará el veredicto ya que, según alega, no hizo nada ilegal pues las relaciones sexuales que tuvo con la periodista fueron consensuadas. 

“Nuestros abogados han encontrado varias contradicciones en los argumentos de la señorita Shiori Ito, pero en lugar de verificar nuestras reclamaciones, el juez las ignoró. Entonces continuaremos presentando nuestro caso en la corte de apelaciones”, anunció Yamaguchi. 

Durante la lectura del veredicto, el juez dijo confiar en la credibilidad del relato de Ito, cuando dice que se vio obligada a tener relaciones sexuales mientras estaba inconsciente y que a pesar de resistirse después de recuperar la conciencia, el agresor siguió abusando de ella.

Ito, de 30 años, había buscado 11 millones de yenes en daños por el presunto abuso, sin embargo, los fiscales se negaron a concederle ese monto. Sin embargo, ella alega que su caso nunca había sido tratado justamente por los estrechos vínculos de Yamaguchi y el primer ministro Shinzo Abe.

Las víctimas de agresión sexual en Japón a menudo evitan denunciar incidentes por temor a ser culpadas y humilladas. Solo el 4% de las mujeres obligadas a tener relaciones sexuales denuncian ante la policía, según una encuesta del gobierno publicada en 2017.

Japón aumentó los términos mínimos de prisión para violadores de tres a cinco años y amplió la definición de víctimas de agresión sexual para incluir a los hombres por primera vez en 2017. –Con Reuters y AFP

Tags