Sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo arrestado y golpeado salvajemente a su regreso a La Habana

Iván regresaba hoy luego de un extenso viaje de trabajo en el que recorrió Estados Unidos y varios países de Europa

MIAMI, julio 31 (GIRSCC / www.cubasindical.org) – El sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo fue violentamente arrestado hoy a su llegada a La Habana, y permanece en estos momentos incomunicado en una estación policial.

Iván, quien regresaba hoy a su país luego de un extenso viaje en el que recorrió Estados Unidos y varios países de Europa, fue detenido en el Aeropuerto Internacional José Martí, donde le fue confiscado el pasaporte, el teléfono celular y retenido el equipaje.

Más tarde fue golpeado brutalmente, arrastrado y lanzado dentro de un carro policial que lo condujo a la estación policial de Santiago de las Vegas, donde permanece desde la 1:30 de esta tarde.

Su madre, la Dama de Blanco Asunción Carrillo, se trasladó a la estación, donde las autoridades le negaron toda información, diciéndole solamente que esperaban “el informe de inmigración” para decidir qué harían con él.

En sus mensajes en Twitter, Cuba Decide y Saily Navarro, entre otros, informaron que Iván había demandado a las autoridades que el registro de su equipaje se realizara públicamente, y no en un “cuarto privado”, y que el sindicalista había dicho a sus represores “Todo tiene consecuencias, lo que yo hago pero lo que ustedes hacen también”. También informaron que no tenía acceso a sus medicamentos.

Iván Hernández, miembro del secretariado y portavoz de la Coalición Sindical Independiente de Cuba (CSIC), formó parte del grupo de los 75 de la ola represiva de marzo de 2003 y, luego de 8 años de prisión, se encuentra bajo libertad condicional. Desde su liberación en febrero del 2011, Iván ha sufrido continuas sistemáticas y violentas detenciones, amenazas y torturas físicas y psicológicas.

Durante este viaje al exterior, otorgado por el régimen cubano por “única” vez, el sindicalista denunció la falta de derechos humanos y laborales en Cuba durante su visita a la Conferencia Internacional de Trabajo de la OIT, recabando solidaridad internacional para los sindicalistas independientes y trabajadores cubanos durante su participación en reuniones con entidades de América Latina y Europa y organizaciones civiles y políticas en ciudades como Madrid, Washington y Miami.

Esta nueva acción represiva del régimen evidencia que aun con la retórica de cambio que muchos en el mundo han aceptado como buena, la intolerancia y el despotismo está a la orden del día del régimen castrista.

Unos días antes de partir, Iván había participado de una iniciativa lanzada por varias organizaciones del exilio reunidas en la Asamblea de la Resistencia Cubana, en la cual se pidió a la cadena hotelera Starwood que no transgreda su propia política de derechos humanos haciendo inversiones en Cuba, un país donde, a su juicio, los trabajadores están sometidos a “servidumbre”.

La detención del activista se produce en el marco de la huelga de hambre comenzada por Guillermo Fariñas y secundada por varios disidentes, precisamente en demanda del cese a la represión de activistas democráticos y a cualquier ciudadano que exprese su desacuerdo con el gobierno.