Trabajadores de Seguridad de Aeropuerto de Barcelona iniciarán huelga indefinida

Largas colas en el aeropuerto de Barcelona. (Martin Paola)

Madrid – Los trabajadores de Seguridad del Aeropuerto de Barcelona rechazaron hoy la propuesta del Ejecutivo de la comunidad autónoma española de Cataluña (noreste) para poner fin a su conflicto laboral, por lo que mantienen su convocatoria para iniciar una huelga mañana lunes.

La propuesta consiste en un incremento al salario de 200 euros mensuales en 12 pagos, mientras que los empleados demandan un aumento a los sueldos de 350 euros mensuales, por lo que se irán a huelga.

Los empleados aeroportuarios rechazaron este domingo en asamblea la propuesta de mediación del gobierno entre las partes (trabajadores, la empresa Eulen y la compañía Aena) para terminar con el conflicto laboral.

El “No” a la propuesta del gobierno tuvo 150 votos frente a 36 al “Sí”, lo que supone una huelga indefinida que comenzará mañana lunes, según confirmó el comité de huelga de los operarios.

A su vez, el gobierno central de España advirtió ante esta situación que está dispuesto a aprobar un laudo arbitral obligatorio que determine las condiciones laborales, debido a la imagen negativa que genera el conflicto dentro y fuera de España.

Señaló que además reforzará el despliegue de la Guardia Civil (cuerpo de seguridad del Estado) en el aeropuerto de Barcelona, tras varias semanas de largas filas de viajeros que se han registrado ante los mostradores por las protestas de operarios de la empresa Eulen.

Por su parte, el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, dio a conocer que el Ejecutivo central comenzó este fin de semana el procedimiento para la aprobación del laudo de arbitraje obligatorio en el conflicto laboral.

Criticó además la “postura muy inmovilista del Comité de Huelga de Eulen” y lamentó el rechazo de los trabajadores a una propuesta “razonable”.

La delegación del gobierno central en Cataluña ha decretado servicios mínimos del 90 por ciento para la huelga, de cara a “garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales”.