Trece sugerencias para el epitafio de Fidel Castro

Inscripciones que deberían aparecer en el epitafio del exgobernante Fidel Castro, según el profesor universitario cubano Carlos Eire.

Martinoticias.com – Carlos Eire, quien nació en La Habana el 23 de noviembre de 1950 y se ha desempeñado como profesor de Historia y Estudios Religiosos en la Universidad de Yale, EEUU, escribió en el periódico The Washington Post que, “uno de los más brutales dictadores de la historia moderna acaba de morir”, en referencia a Fidel Castro.

Plantea Eire que en la lápida de Castro, la persona que mandó a fusilar a miles de cubanos desde que asumió el poder en 1959, deberían aparecer las inscripciones siguientes:

  • Convirtió a Cuba en una colonia de la Unión Soviética y casi causó un holocausto nuclear.
  • Apoyó el terrorismo dondequiera que pudo y se alió con muchos de los peores dictadores de la tierra.
  • Fue responsable de miles de ejecuciones y desapariciones en Cuba, resulta difícil mencionar un número exacto de víctimas.
  • No toleró disenso alguno y construyó campos de concentración y prisiones a un ritmo sin precedentes, encarcelando a un porcentaje de nacionales superior al de otros dictadores modernos, incluyendo a Stalin.
  • Condonó y alentó la tortura y las ejecuciones extrajudiciales.
  • Forzó a casi el 20 por ciento de su pueblo al exilio, e incitó a miles de cubanos a enfrentar sus muertes en el mar, mientras huían de el en embarcaciones rusticas, aunque no fueron vistos ni contados.
  • Se apoderó de todos los bienes de la isla para sí mismo y sus secuaces, limitó la producción de alimentos y empobreció a la gran mayoría de su pueblo.
  • Excluyó a la empresa privada y a los sindicatos, aniquiló a la gran clase media cubana y convirtió a los cubanos en esclavos del Estado.
  • Persiguió a los homosexuales y trató de erradicar la religión.
  • Censuró todos los medios de expresión y comunicación.
  • Estableció un sistema escolar fraudulento que adoctrinó en lugar de educar, y creó un sistema de atención de la salud de dos niveles, con atención médica inferior para la mayoría y un cuidado superior para sí mismo y su oligarquía, y luego afirmó que las medidas represivas eran absolutamente necesarias para asegurar la supervivencia de estos dos proyectos de bienestar social aparentemente “libres”.
  • Transformó a Cuba en un laberinto de ruinas y estableció una sociedad de apartheid en la que millones de extranjeros disfrutaron de derechos y privilegios prohibidos a su pueblo.
  • Nunca se disculpó por ninguno de sus crímenes y nunca fue juzgado por ellos.