Ulises Gilarte pide a los trabajadores ‘resistir un poquito más’

Ulises Gilarte, secretario de la CTC, junto a Raúl Castro.

A seis décadas de sueldos miserables y sin solución a la vista, el sindicalismo oficialista pide paciencia a los trabajadores

Santiago de Cuba | DDC – El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte, reconoció que los bajos sueldos del sector estatal son la mayor preocupación de los trabajadores de la Isla y abogó por una reforma salarial en lugar de “poner parches”, informan hoy medios oficiales.

Guilarte abordó el problema de los salarios durante un acto sindical en Santiago de Cuba, uno de los plenos provinciales previos al próximo congreso de la CTC, según publica la web estatal Cubadebate.

El salario promedio en un empleo estatal, sector que agrupa a la mayoría de la población activa en la Isla de economía planificada, apenas llega a los 30 dólares mensuales, del todo insuficientes frente a los altos precios de los productos en el mercado minorista, también controlado por el Estado, según admitió el líder sindical.

Para Guilarte “la solución radica en acabar de aprobar una reforma general del salario y no seguir poniendo parches en determinados sectores, que complejizan y dotan de desmotivaciones a otras ramas de la economía”.

“Resolver este problema no es dar mayor papel moneda a los trabajadores. Si hiciéramos esto al momento se acabarían los bienes y servicios que hay en el mercado, y por ende aumentarían nuevamente los precios. O sea, se tendría mayor cantidad de dinero, pero igual capacidad de compra”, afirmó.

Esa reforma salarial está condicionada, dijo, por tres variables: la reunificación monetaria y cambiaria, asegurar “la canasta básica de bienes y servicios” aplicando el subsidio “a personas y no a productos” y “definir el valor de esta canasta, que condiciona el salario mínimo del país”.

También destacó que los insuficientes salarios repercuten negativamente en la sociedad, ya que los trabajadores más cualificados se marchan “hacia sectores emergentes y no estatales” (en especial el turístico) mientras otros sufren “desmotivaciones” y “apatías laborales”.

Por ello, pidió a los trabajadores “resistir un poquito más para acabar de solucionar este problema” y recordó que en Cuba hay también 1,7 millones de pensionistas que cobran una media de 280 pesos mensuales (11,2 dólares), “cifra que no permite solucionar los problemas ante los precios del mercado minorista”.

La dificultad de los trabajadores cubanos para subsistir con los bajos salarios estatales frente a los elevados precios de los productos básicos en la Isla, la mayoría importados, es uno de los temas más recurrentes que salen estos días a colación en los debates populares sobre la reforma de la Constitución que será llevada a referendo en febrero de 2019.

En agosto pasado, el propio gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, reconoció que los “salarios insuficientes” son una de las causas principales de la “inconformidad de los trabajadores”.