Un sindicalista independiente lleva nueve días en huelga de hambre

El sindicalista organiza una consultoría independiente civil, social, penal y laboral dedicada a asistir al pueblo en sus reclamaciones legales.

Reyes es delegado provincial de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) en Cienfuegos, organización que lidera Iván Hernández Carrillo, uno de los miembros del Grupo de los 75.

“Comencé la huelga el 10 de abril a las 12 de la noche, es decir, domingo 9 amanecer 10 de abril. Hoy (este martes) hace nueve días exactamente. (…) Los motivos principales de mi protesta son las falsas acusaciones de la Seguridad del Estado que me acusa de ‘usurpación de funciones públicas’ y la prohibición que me han impuesto de salir de mi municipio de residencia, Cruces”, explicó Reyes.

Según detalló el sindicalista, el pasado 30 de enero fuerzas del régimen irrumpieron en su domicilio, se llevaron varios equipos, lo encerraron durante varias horas y le acusaron del delito de “usurpación de funciones públicas”.

“No he cometido ese delito, porque hacerle reclamaciones a una persona no es usurpar una función pública porque yo no los represento, yo le hago la reclamación y la persona se presenta y es quien se defiende. Yo no estoy usurpando nada. La ley establece que usted puede cuando no tiene conocimiento auxiliarse de una persona que tenga conocimiento de la ley, que es mi caso”, argumentó Reyes.

Asimismo, el sindicalista precisó que otra de las violaciones cometidas contra sus derechos tuvo lugar recientemente cuando le impidieron viajar a Colombia este mes donde debía participar del evento donde se fundaría la organización internacional Alternativa Democrática Sindical.

Por otra parte, agentes de la policía política lo amenazaron con “hasta tres años de prisión”.

Todos estos factores, precisó, lo impulsaron a pedir el fin de todas estas violaciones con una huelga de hambre.

“Responsabilizo al oficial del Departamento 24, Arnaldo; al del Departamento 21, Ricardo; a Raúl (también del 21); al director nacional del Departamento 21 de la Seguridad del Estado en La Habana; al Gobierno de Cuba y a Raúl Castro Ruz por permitir que estos acosos, maltratos y amenazas se me estén haciendo. Y si algo me sucede, ellos son los únicos responsables”, señaló Reyes quien ya ha tenido “una crisis de vómito seco” producto de la huelga de hambre.

El sindicalista, además, explicó que la semana pasada le fue negada la atención médica, pero que este lunes una doctora fue a atenderlo a su casa.

“Ya el lunes y este martes vino la doctora a atenderme. Lo único es que se niegan a ponerme un suero en mi casa para hidratarme y yo no voy a ir al Policlínico porque lo que ellos quieren es sacarme de mi casa y encerrarme en una sala para que no pueda dar a conocer al mundo mi situación y hablar con la prensa”, denunció.

Reyes Consuegra, de 62 años, organiza “un proyecto comunitario social-jurídico, una consultoría independiente civil, social, penal y laboral con el nombre Emeterio Sandalio de Santovenia y Echaide, que se dedica a hacerle reclamaciones al pueblo”.

“Les hacemos reclamaciones a los ciudadanos en casos como usurpaciones de propiedades, expulsiones laborales injustificadas. Lo hacemos todo gratuitamente y nadie nos financia. Eso molesta”, contó.

Sobre su estado de salud, señaló que este martes sus signos vitales “estaban normales”, pero que había perdido mucho peso.

El régimen impide viajar a varios sindicalistas a un encuentro continental

Fuerzas de la policía política impidieron a otros sindicalistas, además de a Reyes Consuegra, viajar a un evento que tendría lugar en Colombia y que era la reunión fundacional de la Alternativa Democrática Sindical (ADS).

“ADS es una nueva organización regional que agrupa alrededor de 30 organizaciones sindicales de 15 países”, explicó Hernández Carrillo a DDC.

“Los únicos que estamos formalmente inscritos en esta nueva organización regional somos la Asociación Sindical Independiente de Cuba”, precisó.

A este evento está invitado el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

De esta alternativa forman parte organizaciones sindicales de Chile, Panamá, Colombia, Brasil, Curazao, Puerto Rico, México, entre otros.

A los sindicalistas cubanos Ana Rosa Ledea Ríos y Alejandro Sánchez Zaldívar no se les permitió viajar este domingo a Colombia.

“Dos oficiales de la policía política se personaron en casa de Ledea Ríos y le dijeron que no le iban a permitir viajar a Colombia. Cuando ella salió, la arrestaron y se la llevaron presa para la unidad de policía en la calle Zanja”, relató Hernández Carrillo.

En el caso de Sánchez Saldívar, “pudo llegar hasta el aeropuerto y, cuando pasó los controles de Inmigración, un oficial le dijo que él no podía viajar. Sencillamente le comentó ‘usted sabe por lo que es'”.

Otros cuatro sindicalistas sí pudieron salir del país: Maidolis González Blanco, Felipe Carreras, Emilio Alberto Gotardi y Yamilka Mejías.

El encuentro colombiano tendrá lugar entre el 16 y el 20 de abril y la organización que creará, la ADS, tiene como principal objetivo “rescatar la independencia y la democracia sindical que son los principios básicos del movimiento de los trabajadores, frente a la férula de los gobiernos del socialismo del siglo XXI”.

Su trabajo será enfrentarse a los gobiernos del continente como el cubano que son “predadores del movimiento sindical”.

Asimismo, los convocantes instan a que las organizaciones del continente “no se queden calladas ante las posturas liberticidas de los regímenes del socialismo del siglo XXI, que quieren tener un sindicalismo adocenado y enajenado”.

La ADS pretende “convertirse en una respuesta libertaria en contra” de los gobiernos que siguen el modelo de Fidel Castro y Hugo Chávez en América Latina.