Banco propone impuesto para los que tienen el “privilegio” de trabajar desde casa

“Los que pueden desconectarse de la economía cara a cara le deben a los que no pueden trabajar desde casa”

Juan Mesa – Un banco alemán propone crear un impuesto para las personas que opten por trabajar desde casa cuando concluya la pandemia.

Un equipo de investigadores del Deutsche Bank cree que un impuesto de 5% para los que trabajen desde casa de manera regular como opción personal y no por un mandato del gobierno.

“Trabajar desde casa será parte de la ‘nueva normalidad’ mucho después de que acabe la pandemia”, escribió Luke Templeman, uno de los investigadores. “Argumentamos que los trabajadores remotos deben pagar un impuesto por su privilegio”.

El estudio concluye que el impuesto recaudaría $48,000 millones de dólares en Estados Unidos. El dinero se usaría en subsidiar a los trabajadores esenciales, que no se dan el lujo de quedarse en casa, y a los hogares de menores ingresos.

El estudio hizo un sondeo con 800 personas que trabajan desde casa. Más de la mitad de los entrevistados dijo que le gustaría seguir con trabajo remoto, así sea por unos días.

Los investigadores del Deutsche Bank ven que las personas que trabajan desde casa ahorran en transporte y comida, pero eso termina afectando a la infraestructura de la economía.

“Ese es un gran problema para la economía, ya que ha llevado décadas y siglos construir una infraestructura comercial y económica amplia que respalda el trabajo cara a cara“, dijo Templeman.

Según la información, los empleadores pagarían el impuesto si no proveen al trabajador con un escritorio. En tanto, el empleado deberá pagar el tributo por cada día que trabaje desde casa. El plan dice que se entregarían $1,500 dólares a 29 millones de trabajadores que ganan menos de $30,000 al año en Estados Unidos y deben salir de casa para laborar.

“Los que pueden desconectarse de la economía cara a cara le deben a los que no pueden trabajar desde casa”, dijo Templeman.