El Gobierno cubano dice que ha aprobado 32 MIPYMES privadas y otras tres estatales

El Banco Central de Cuba aprobó la concesión de créditos en moneda extranjera a MIPYMES y cooperativas no agropecuarias.

La Habana | DDC – El Ministerio de Economía y Planificación de Cuba (MEP) informó este miércoles de la aprobación de las primeras 35 micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), de las cuales 32 son privadas y tres estatales. Por su parte, el Banco Central de Cuba aprobó que las instituciones financieras puedan conceder créditos en moneda extranjera a las MIPYMES y las cooperativas no agropecuarias.

“La medida da luz verde a la creación de estos nuevos actores económicos, que pueden ya proceder a su constitución como personas jurídicas para ejercer sus actividades económicas. Estas nuevas empresas se encuentran distribuidas en 11 de las 15 provincias del país”, dijo el MEP en un comunicado de prensa.

Sin embargo, el MEP puntualizó que “por su origen, 20 de estos negocios son una reconversión del TCP (sector privado llamado por el régimen “trabajo por cuenta propia”) a la nueva forma de gestión no estatal, mientras que los otros 15 son de nueva creación. Entre las 35 nuevas MIPYMES, diez han realizado previamente operaciones de exportación y cinco pertenecen a proyectos de desarrollo local”. 

La Habana “priorizó las MIPYMES de producción de alimentos” con la aprobación de 13 de este tipo, señaló el MEP. El Gobierno busca desde hace meses alternativas para aliviar el desabastecimiento en Cuba, sin resultados visibles.

Según el ministerio, las otras MIPYMES son seis de manufactura, tres relacionadas con actividades de reciclaje y otras tres incubadas en el Parque Científico y Tecnológico de La Habana.

El MEP agregó que “el resto de las solicitudes se encuentran en procesamiento y hasta el momento ninguna ha sido denegada”.

Las tres MIPYMES estatales radican en La Habana y son Cinesoft Recreación para actividades de parques temáticos, Edumedia para las actividades de programación informática y SERLOVEM para la importación y exportación de productos al por mayor, según el listado divulgado por el MEP.

El documento del MEP no especifica las empresas de nueva creación y las que son una reconversión a MIPYMES.

La Habana es la provincia con más MIPYMES privadas aprobadas, 19 de las 35, mientras en Matanzas y Mayabeque se aprobaron dos en cada una. Por su parte, solo aprobaron una en Artemisa, Mayabeque, Cienfuegos, Villa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas y Holguín, respectivamente. 

El Banco Central de Cuba (BCC) aprobó este miércoles la concesión de créditos en moneda extranjera a las MIPYMES y las cooperativas no agropecuarias. La Resolución 249/2021, publicada en la Gaceta Oficial de la República 83, entrará en vigor en apenas tres días.

El BCC especificó que para la concesión de créditos “se entiende por moneda extranjera las monedas libremente convertibles” aceptadas por esa entidad. Actualmente el Banco Central de Cuba acepta, entre otras divisas, el dólar estadounidense, el dólar canadiense, el euro y el nuevo peso mexicano.

“Tras años de espera que provocaron incredulidad entre los interesados, el Gobierno finalmente puso en vigor (el pasado agosto) las leyes del funcionamiento de las MIPYMES, así como las de las cooperativas no agropecuarias, detenidas hace cuatro años. Con una economía 85% estatal, gran parte de los más de 600.000 ‘cuentapropistas’ –afincados en servicios: restaurantes, transporte y reparación de equipos– deberían ser la fuente principal de las MIPYMES privadas”, señaló la agencia francesa AFP.

Las MIPYMES privadas desaparecieron en Cuba en 1968, cuando Fidel Castro comenzó a adentrarse en el modelo estatal soviético y las nacionalizó en la “ofensiva revolucionaria”, agregó la citada fuente.

Las MIPYMES en Cuba “pueden ser de propiedad estatal, privada o mixta, y se clasifican en: micro empresa –cuyo rango de ocupados es de uno a diez personas–, pequeña empresa –de 11 a 35 personas– y la mediana empresa que permite de 36 a 100 personas. Pueden constituirse desde un solo socio y tener tantos socios como estimen, siempre que cumplan con el número de ocupados establecido en la Ley”, reseñó la agencia española EFE.

El viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, dijo que la creación de MIPYMES privadas no es “ninguna estrategia de reinstauración del capitalismo en Cuba, todo lo contrario, no es lo que quiere nuestro pueblo, no es lo que estamos diseñando. Estamos perfeccionando el modelo económico porque nuestra economía tiene que respaldar nuestro socialismo“.

Cuentapropista cubanos dudan de las MIPYMES

El presidente de la Cooperativa de Constructores Independientes (PEMENCUB), Rodolfo Gregory, dijo que con el Decreto-Ley 46 (la Ley que regula a las MIPYMES) nada cambia para los trabajadores privados, informó Radio Televisión Martí.

“Aquí no hay nada que el particular pueda decidir por su trabajo, quien decide es el Gobierno, y ellos son los dueños de todo aquí”, dijo Gregory.

“En Cuba no hay propiedad privada e independiente; el día que, por cualquier motivo, decidan cerrarte el negocio, te lo cierran, y usted no puede reclamarle a nadie, porque hay leyes, pero es mentira, no se cumplen”, opinó Pedro Acosta, quien tuvo que cerrar la paladar Doña Ceci, ubicada en el Casino Deportivo, por las presiones gubernamentales. 

Antonio Font, cuentapropista en Centro Habana, dijo que con la nueva gestión el Gobierno lo controla todo. “Ellos les crean un presupuesto a las corporaciones, hay problemas con los pagos, les ponen impuestos que no son, y la gente está muy disgustada, porque no pagan lo que es justo”.

Yoel Espinosa Medrano, dueño de una cafetería en Santa Clara, dijo que “las personas particulares no van a tener negocios prósperos nunca, porque el Estado va siempre a controlar al trabajador privado”.

“El cuentapropista sigue en las mismas, y ahora tiene que comprar la materia prima en moneda fuerte, pero sus producciones las compra el Estado en pesos”, dijo el constructor y activista Guillermo del Sol a la citada fuente.