El gobierno parpadea, los granjeros se mantienen firmes

Agricultores se congregan durante la protesta contra las nuevas leyes agrícolas en la frontera de Singhu en Nueva Delhi. (Biplov Bhuyan)

Los sindicatos agrícolas prometieron aumentar las protestas, bloqueando todas las carreteras hacia Nueva Delhi y ocupando las plazas de peaje

Delhi | Zia Haq -El gobierno de la Unión ofreció amplias concesiones a los agricultores, proponiendo enmendar dos leyes de reforma agraria y un proyecto de ley pendiente en el Parlamento para poner fin a semanas de protestas, pero los sindicatos agrarios se aferraron a su demanda de eliminar las tres legislaciones favorables al mercado que, según ellos, perjudicarían su sustento. Con las negociaciones en un punto muerto, se avecina una larga batalla. El miércoles, los sindicatos agrícolas prometieron aumentar las protestas para el 14 de diciembre, bloqueando todas las carreteras hacia Nueva Delhi y ocupando las plazas de peaje en grandes números.

El gobierno ha desregulado los mercados agrícolas, dando más espacio a los comerciantes privados, para estimular las inversiones en un sector agrícola dependiente de los subsidios. Los agricultores se han opuesto a los nuevos cambios, diciendo que serán tragados por las grandes corporaciones. El miércoles, el gobierno pareció abordar la mayoría de las preocupaciones de los agricultores. Ofreció por escrito las concesiones que estaba dispuesto a hacer. Propuso dar a los estados un mayor papel en los llamados mercados libres, y una garantía por escrito para continuar con el sistema de precios mínimos de apoyo (MSP), que ofrece a los agricultores precios asegurados por el estado para los productos básicos. Otra oferta clave es la de aportar salvaguardias legales adicionales para los derechos de los agricultores que se dedican a la agricultura por contrato “en caso necesario”, incluida la prohibición de cualquier confiscación de tierras agrícolas para recuperar las cuotas, y la posible inmunidad a los agricultores de las sanciones por la quema de residuos de cultivos causante de contaminación.

En la carta firmada por Vivek Aggarwal, secretario adjunto del Ministerio de Agricultura, el gobierno dijo que haría una serie de enmiendas a las leyes para que los agricultores tuvieran más confianza en los mercados. Pero los sindicatos de agricultores –que cancelaron las conversaciones programadas para el miércoles después de una reunión informal con el ministro del Interior Amit Shah el martes no pudieron salir del punto muerto –se mantuvieron firmes.

“Estas propuestas no abordan la mayoría de nuestras preocupaciones. A pesar de rechazar la oferta de enmiendas del gobierno, este ha vuelto a hacer las mismas propuestas. Sólo intenta desgastar a los agricultores”, dijo Kirankumar Vissa de Rythu Swarajya Vedika, un representante de los agricultores.

En conjunto, las leyes permiten a las empresas comerciar libremente con productos agrícolas fuera del llamado “sistema mandi” controlado por el gobierno, permiten a los comerciantes privados almacenar grandes cantidades de productos esenciales para su venta futura y establecen nuevas normas de contratación agrícola.

La primera propuesta del gobierno es enmendar la Ley de Comercio y Promoción de Productos Agrícolas (Promoción y Facilitación) de 2020 para lograr la paridad entre los llamados mercados libres y los mercados notificados controlados por los gobiernos estatales.

“Se introducirán enmiendas para permitir a los estados introducir un sistema de registro en los mercados privados y también para permitir a los estados recaudar tasas de cess y de servicio equivalentes a las aplicables en los mercados notificados”, dice la primera propuesta.

Los sindicatos de agricultores sostienen que los mercados regulados controlados por los gobiernos, que cobran tasas comerciales, se derrumbarán debido a la competencia de los nuevos mercados libres desregulados, que no tienen tasas o cargos. Los agricultores han apoyado contundentemente la red existente de mercados regulados porque les dan precios asegurados para los productos básicos. Muchos economistas dicen que los intermediarios a menudo manipulan los precios en estos mercados oligopólicos en su beneficio.

En una propuesta relacionada también se dice que los Estados podrían establecer sus propias normas sobre los documentos obligatorios que los comerciantes necesitan para operar en los mercados libres, haciendo lo necesario para que los documentos sean mínimos.

Las nuevas leyes convierten a los magistrados locales en la autoridad final para resolver las disputas entre comerciantes y agricultores. Los sindicatos de agricultores se han opuesto a esta disposición. La propuesta del gobierno al respecto dice que “se harán enmiendas para permitir a los agricultores acudir a los tribunales civiles de su elección”.

El gobierno también dijo que enmendaría el Acuerdo de los Agricultores (Empoderamiento y Protección) sobre la Ley de Garantía de Precios y Servicios Agrícolas, 2020, para aportar salvaguardias adicionales que garanticen el derecho de los agricultores sobre sus tierras “si es necesario”.

“La ley de agricultura por contrato ya prohíbe la transferencia, venta, arrendamiento, hipoteca de la tierra de un agricultor. Las empresas agrícolas (patrocinadores) no pueden confiscar las tierras de los agricultores por ningún motivo derivado de la agricultura contractual. Si es necesario, se emitirá una nueva aclaración al respecto”, declaró el gobierno. Otra propuesta es una garantía por escrito sobre la continuación del actual sistema MSP.

Los agricultores se han opuesto a las sanciones por la quema de rastrojos de cultivos que causan contaminación, invocadas a través de una ordenanza en octubre. “El gobierno llegará a una solución a este problema”, decía la propuesta, dando más detalles.

Por último, el gobierno dijo que mantendría a los agricultores fuera del Proyecto de Ley de Electricidad (Enmienda), 2020. Los agricultores se han opuesto a una disposición clave del proyecto de ley que prevé un mecanismo de transferencia directa en efectivo para transferir el subsidio de energía a los consumidores que reúnan los requisitos, incluidos los agricultores, que son los principales receptores de la energía subvencionada.

Los sindicatos de agricultores dicen que están dispuestos a aguantar durante meses en lo que se ha transformado en una espiral de protestas, convertida en uno de los más grandes retos políticos en décadas.

“No se trata de una sola cláusula, sino de la dirección en la que el gobierno está impulsando la agricultura en la India, una dirección que favorece a las grandes empresas, en contra de los intereses de los agricultores y los consumidores. Si el gobierno está dispuesto a tantas enmiendas, ¿por qué no puede simplemente derogar las leyes y poner fin al asunto?”, dijo Kavitha Kuruganti, la única negociadora que representa a los agricultores en las recientes rondas de conversaciones con el gobierno.

Los expertos hicieron un llamamiento sobre la necesidad de encontrar una solución.

“La agricultura necesita en general una combinación de reformas, inversiones, precios de apoyo y subsidios. El énfasis en una forma de solución sobre otras no ayudará. Ambas partes deben encontrar una solución que asegure que todo esto vaya de la mano”, dijo el economista K Mani, un profesor jubilado de la Universidad Agrícola de Tamil Nadu.

“Esta es la primera vez que el gobierno de Narendra Modi se enfrenta a una oposición sostenida a nivel de base. Es difícil decir exactamente cómo lo impactará políticamente. La cuestión es si los agricultores son una clase homogénea. Se sabe que en la India no se vota en función de la clase. Un agricultor no vota como tal. Más bien, otras identidades toman el relevo”, dijo KK Kailash, que enseña ciencias políticas en la Universidad de Hyderabad. (Traducido del inglés por CS)