El régimen hará un ‘juicio sumario abreviado’ a Otero Alcántara en menos de diez días

Luis Manuel Otero Alcántara, artista independiente y líder del Movimiento San Isidro. En la foto, durante el El artista Luis Manuel Otero Alcántara durante la realización del novenario. (Arbol Invertido)

Luego de ser detenido violentamente el domingo, el artista está preso en El Vivac, acusado de ‘daños a la propiedad’.

El Movimiento San Isidro denunció que el régimen cubano someterá a su líder, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, a un “juicio sumario” que tendrá lugar en menos de diez días.

“Nos comunicaron en la dirección nacional de la PNR que será sometido a ‘juicio sumario abreviado’ y que esto debería suceder antes de transcurridos diez días según el ordenamiento jurídico vigente”, escribió el colectivo en su muro de Facebook, donde compartieron una instantánea del momento en que Amaury Pacheco, Iris Ruiz y Claudia Genlui, miembros del Movimiento, salían de la sede de la PNR.

Según la nota, el lunes los tres asistieron a la sede de la institución policial para solicitar información sobre el paradero de Otero Alcántara, que fue detenido de manera violenta el domingo cuando, junto a Genlui Hidaldo, salía de su vivienda.

“La respuesta policial fue dada por una oficial con número de placa 10836, con grados de mayor, indagó en la red del sistema policial y nos confirma que Otero Alcántara está en el centro de procesamiento para detenidos, conocido como el Vivac, acusado por daños a la propiedad”, indicó la denuncia.

“Luis Manuel Otero Alcántara ya está preso y esperando un juicio sumario. Las figuras jurídicas que antes habían establecido contra él, el ‘desacato agravado’ y ‘ultraje a los símbolos patrios’ no llevan el peso suficiente para juzgarlo y encarcelarlo, ahora agregan una nueva figura, ‘daños a la propiedad’, para aumentar el peso de su caso en materia legal”, afirmaron.

“El Movimiento San Isidro esperaba este momento culminante y nos habíamos preparado para él. Activaremos nuestros protocolos y procedimientos, iniciaremos una campaña en función de la libertad de Luis Manuel, así como hacia las libertades fundamentales de todos los cubanos. Estaremos en las calles y en los juzgados, mientras existamos estaremos alzando nuestras voces pues la injusticia que impera es grande e inaceptable. Todas nuestras variantes operativas están sobre la mesa.”

“Convocamos a los artistas cubanos y del mundo a alzar su voz frente al régimen cubano, injusto y dictatorial. Gestos artísticos, performance, o cualquier manifestación creativa puede ser un mensaje de apoyo para quienes defienden la libertad en la Isla de Cuba”.

“A las diferentes comunidades culturales, interesadas o involucradas, que levanten la palabra ante la injusticia y la opresión que se vive en la isla, pues estos procedimientos pueden ocurrir ( y ocurren) sobre cualquier ciudadano que decidiera vivir en libertad”, llamaron.

Dos semanas atrás, la curadora cubanoamericana Coco Fusco dirigió una carta abierta a los artistas cubanos donde advirtió que las acusaciones contra Otero Alcántara “son diseñadas no solamente para aplastar su carrera artística, sino también para infundir miedo en la comunidad artística. Es una estrategia para domar a los creadores que ha funcionado muy bien en Cuba a lo largo de 60 años”.

Fusco alertó que tales “prácticas policíacas seguirán si los cubanos no hablan de ellas. El Decreto 349 refuerza el poder del Estado para realizar impunemente estas acciones, pero el silencio general facilita la práctica porque hace que siga ocultada a simple vista”. 

También, invitó a los artistas cubanos a reflexionar y a decidir si les conviene que encarcelen a uno de sus colegas. “Si les parece que no les conviene entonces, tal vez, podrán levantar la voz y denunciar el maltrato de Luis Manuel Otero Alcántara. (…) Y si no lo hacen por lo menos reconozcan las implicaciones y las repercusiones de su silencio”, terminó.

Otero Alcántara ha sido detenido más de 20 veces entre 2019 y marzo de 2020.

Relacionado: Luis Manuel Otero Alcantara nos habla de su nueva iniciativa a raíz del derrumbe en La Habana Vieja