Iván Hernández Carrillo denuncia ciberacoso: ‘Te queda poco, vamos a ajustar cuentas’

Iván Hernández Carrillo, secretario general de la Asociación Sindical Independiente de Cuba.

Organizaciones internacionales condenan las amenazas contra el líder de la ASIC y piden explicaciones al régimen cubano sobre el hostigamiento.

Matanzas, Cuba (DDC) – La Alternativa Democrática Sindical de las Américas (ADS) manifestó esta semana “profunda preocupación y rechazo contra la permanente persecución y amenazas a la integridad física” que sufre Iván Hernández Carrillo, secretario general de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC), por parte de las fuerzas represivas del régimen cubano.

La ADS denunció el acoso y persecución sistemático contra el opositor cubano, quien sufre vigilancia estricta a su residencia, amenazas de prisión y más recientemente amenazas de muerte a través de perfiles procastristas en redes sociales “por el único hecho de desarrollar sus activistas sindicales independientes en Cuba, y a nivel internacional”.

En tal sentido, la organización regional hizo un “llamado respetuoso al Gobierno cubano, para que se garanticen los derechos laborales, la libertad sindical y los derechos humanos, así como todas las medidas necesarias que garanticen la vida, la integridad física y el libre ejercicio de la actividad sindical por parte de Hernández Carrillo y de todos los integrantes del movimiento sindical independiente de Cuba”.

Hernández Carrillo dijo a DIARIO DE CUBA que las amenazas de muerte las comenzó a recibir desde hace unos días desde un perfil de Facebook de un usuario identificado como Alexis Kwaski.

“Se trata de una cuenta que para mí es falsa y manejada por la Seguridad del Estado”, declaró Hernández Carrillo, y denunció, además, que le han construido un perfil falso bajo el nombre de Jorge Álvarez.

“No me escondo tras ningún perfil”, afirmó el activista, quien también denunció que han hecho un perfil falso para desacreditar a su madre Asunción Carrillo.

“Sin embargo, lo más importante son estas amenazas directas de que ‘te queda poco’, ‘vamos a ajustar cuentas’. Por supuesto, no me quitan el sueño ni el hambre. Hasta a una señora que salió en mi defensa este Kwaski le dijo que pronto seré difunto”, contó.

“La Seguridad del Estado se ha encargado directamente de acusarme de ser Jorge Álvarez a través de otras personas. En algunos interrogatorios ellos me han preguntado si soy Jorge Álvarez, por eso los señalo directamente. Entre los oficiales que lo han hecho están Alberto Surí y Orlando Figueroa, agentes destacados en la ciudad de Colón, Matanzas”, añadió.

Según el opositor, la policía política secreta mantuvo desde el 30 de abril hasta el 10 de mayo un dispositivo visible alrededor de su casa, las 24 horas del día.

“Se movían conmigo a donde fuera, aunque desde el día 10 aparentemente desaparecieron, pero no estoy muy confiado”, dijo el exprisionero político del grupo de los 75.

El pasado 12 de mayo, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) recibió un pedido urgente de intervención en auxilio del líder sindical y de otros activistas contra quienes el régimen ha redoblado el acoso y la represión directa tras una demanda presentada por la ASIC contra La Habana.

Un día después, la OIT afirmó que había “intervenido ante el Gobierno de Cuba” y que mantendría a la organización “al corriente de toda respuesta que reciba”.

Para Hernández Carrillo, La Habana responderá, pero lo hará “en los mismos términos que siempre lo ha hecho cuando le responde a la OIT, con descalificativos e improperios para desviar la atención del tema y crear confusión”.

“Como siempre querrán sacar de contexto lo ocurrido, lo tratarán de minimizar para no dar explicaciones y evadir responsabilidades”, concluyó.