La Fiscalía pide entre 13 y 27 años de cárcel para adolescentes y jóvenes cubanos que se manifestaron el 11J

MIles de cubanos se manisfestaron el 11 de julio de 2021 frente al Capitolio.

Los acusa de ‘sedición’ cuando muchos ‘no tienen formación política’ y solo exigieron ‘derechos elementales’, denuncia el grupo Justicia 11J.

La Fiscalía Provincial de La Habana ha comenzado a utilizar el delito de sedición para enjuiciar a adolescentes y jóvenes cubanos de La Güinera y Mantilla (municipio Arroyo Naranjo) y de Diez de Octubre, que participaron en las protestas del 11 y 12 de julio pasado en esos barrios de la capital, denunció el grupo defensor de los derechos humanos Justicia 11J en su perfil de Facebook.

La ONG, que ha trabajado junto al centro de asesoría legal Cubalex en la lista de detenidos tras el 11J, detalló las peticiones fiscales para 76 manifestantes capitalinos, entre ellos casi una decena de menores de 18 años, luego de consultar los expedientes de fase preparatoria (EFP) números 143/2021 y 145/2021. 

El régimen pide 13 años de sanción conjunta por los delitos de sedición y hurto para Giuseppe Belaunzaran Guada (16 años de edad) y Lázaro Noel Urgellés Fajardo (17 años). Otros 15 años para Nelson Néstor Rivero Garzón (17 años de edad), Yensy Jorge Machado González (18 años), Frank Daniel Roy Sotolongo (19 años), Yassell Guerra Campos (19 años), Marcos Antonio Alfonso Breto (19 años) y Emy Yoslan Roman Rodríguez (18 años).

Asimismo, pide 16 años de privación de libertad para Rafael Jesús Núñez Echenique (18 años de edad) y Brayan Piloto Pupo (16 años); y 17 años de cárcel para Adrián Oljales Mora, Yunaiky De La Caridad Linares Rodríguez, Oriol Hernández Gálvez y Nayn Luis Marcos Molinet, este último de 21 años de edad.

Para Yeinier Ibañez Boudet (18 años de edad), Luis Armando Cruz Aguilera (21 años), Kevin Damián Frómeta Castro (19 años), Brandon David Becerra Curbelo (17 años) y Yunior García Vizcay, la Fiscalía pide 18 años de prisión; mientras para Liliana Oropesa Ferrer (20 años), Ricardo Duque Solis y Edel Cabrera González pide 19 años de cárcel.

El número de jóvenes a los que el régimen solicita 20 años de cárcel se eleva a una veintena; otros diez se enfrentan a una posible condena de 21 años de cárcel, otros cuatro a 22 años, tres a 23 años, 13 a 25 años, dos a 26 años y uno a 27 años.

“Solo en los casos de Roberto Ferrer Gener, Nelson Néstor Rivero Garzón y Yeinier Ibañez Boudet se ha dispuesto el sobreseimiento parcial por falta de elementos probatorios suficientes”, precisó Justicia 11J.

El grupo defensor de derechos humanos recordó el caso de los tres hermanos Emy Yoslán, Yosney Emilio y Mackyani Román Rodríguez, para quienes la Fiscalía del régimen solicita, 15, 20 y 25 años respectivamente. “A Emy Yoslán le han propuesto condena luego de cumplir sus 18 años en prisión”, señaló.

“Esto no puede ser para un menor, esto no puede ser pa’ nadie”, dijo entre sollozos el padre de los tres jóvenes en un audio compartido por Justicia 11J.

Otros casos que ha seguido de cerca el grupo son los de Rowland Jesús Castillo Castro y Brandon David Becerra Curbelo, quienes tienen 17 años. La Fiscalía pide para ellos 23 y 18 años de privación de libertad, respectivamente.

En total, Justicia 11J ha identificado siete menores de 18 años y cinco con 18 años cumplidos, acusados del delito contra la seguridad del Estado.

La sedición está siendo usada como delito político contra personas que exigen derechos elementales y que no tienen formación política. La desobediencia civil no es ni sediciosa ni se debe catalogar como vandalismo. Hacerlo es discriminatorio y elitista. El #11JCuba fue espontáneo“, sostuvo el grupo, que ha tenido el apoyo de un equipo de abogados. El grupo ha pedido solidaridad con los acusados en una petición “por la libertad de los manifestantes del 11J”, disponible en la plataforma Change.org.