Y se quedaron 12 peloteros cubanos en México, la mitad del equipo

El jardinero cubano Geisel Cepeda.

El jardinero Geisel Cepeda, de 23 años, cierra la ola de fugas, que la prensa oficial llama ‘viles abandonos’.

Ciudad de México | DDC – El pelotero cubano Geisel Cepeda, de 23 años, se convirtió en el número 12 en abandonar la selección de Cuba en el Mundial Sub-23 de Béisbol en México, informó el medio especializado Pelota Cubana. La mitad del equipo “patriótico” del mánager Elier Sánchez no regresó a la Isla.

“El jardinero espirituano Geisel Cepeda, quien estaba bajo contrato con los Cañeros de los Mochis, decidió romper con la Federación Cubana y ahora perseguirá una oportunidad para firmar con uno de los 30 equipos de Grandes Ligas. El jugador se encontraba en un Walmart con un ejecutivo de los Cañeros de los Mochis, equipo con el que tenía contrato para jugar en la Liga Invernal mexicana, cuando decidió escaparse”, contó la citada fuente.

Cepeda bateó .354 con ocho cuadrangulares, 48 remolcadas y siete bases robadas en la Serie Nacional pasada con los Gallos de Sancti Spíritus. “El guardabosques yayabero es muy versátil en los jardines y tiene el potencial de convertirse en un jugador de cinco herramientas”, agregó Pelota Cubana.

El periodista especializado Francys Romero confirmó la información. “Cepeda no se subió en el avión de regreso a Cuba para buscar cumplir su contrato, el cual ya no será efectivo”, dijo. 

El periodista oficialista Guillermo Rodríguez Gato informó en Twitter que “el equipo cubano que participó en el Mundial Sub-23 se encuentra en el aeropuerto internacional de Ciudad México, en espera de viajar a La Habana. El vuelo está previsto para las 3:10 AM, hora de Cuba, por lo que estaremos arribando a la Patria pasadas las 5:00 AM de este lunes”.

Al anunciar la selección para el mundial, el mánager del equipo, Eriel Sánchez , dijo que no solo se había tenido en cuenta “para cuánto bateó, para cuánto lanzó, o para cuánto fildeó” el pelotero. “Hay otros aspectos como la disciplina, el patriotismo, etc”. Sin embargo, la mitad de los 24 jugadores aprovecharon el evento en México para huir. 

Además de Cepeda, abandonaron a la selección en el Mundial Sub-23 Loidel Chapellí Jr., Yandy YanesBryan ChiMiguel Antonio GonzálezLuis Dany MoralesUbert Mejías, Loidel Rodríguez, Reynaldo Lazaga, Dariel Fernández, Diasmany Palacios y Yeiniel Zayas.

El lanzador cubano Ubert Mejías ya se encuentra en Estados Unidos tras pasar por la frontera y solicitar asilo político, informó Francys Romero.

Mejías, de 20 años, dejó la selección cubana el 23 de septiembre pasado mientras se encontraba el equipo en el hotel Quality Inn de Obregón. El nacido en Santiago de Cuba salió caminando del hotel y se subió a un auto. Fue el segundo en abandonar la delegación de Cuba en el Mundial Sub-23″, recordó.

El derecho es uno de los prospectos cubanos más interesantes para los scouts de MLB y comenzará próximamente el proceso de documentación para convertirse en agente libre. Mejías se encontraba lanzando en los juegos de preparación de Cuba establemente entre 92-93 millas y, con una preparación y entrenamiento profesionalizado, estaría incrementando su velocidad y agregando herramientas a su repertorio, agregó Francys Romero.

El régimen ataca a los peloteros cubanos que abandonaron a la selección

El medio oficialista JIT, perteneciente al Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación (INDER), atacó este domingo a los peloteros cubanos que abandonaron la selección en el Mundial-Sub 23 en México. 

La publicación tachó las fugas de “viles abandono”. “Los mercaderes de peloteros fueron a la búsqueda de atletas prometedores y lograron su cometido. Aprovecharon las disposiciones del Gobierno de Estados Unidos hacia Cuba y sus deportistas (puertas cerradas) y también las flaquezas morales y éticas de quienes dejaron al equipo”.

“A la estrategia nacional del béisbol le hace falta quitar de adelante la bota estadounidense que tanto roba y prohíbe; que tanto confunde, manipula y polariza. Pero también le hace falta un baño moral, una validación y privilegio de los más altos valores, sobre todo el compromiso, la responsabilidad y el patriotismo. ¿Quiénes responderemos a la altura del ideal trazado y las nuevas posibilidades? ¿Qué cuota de sacrificio estaremos decididos a entregar? ¿Puede triunfarse con más talento y menos decoro?”, señaló la nota firmada por la redacción de JIT.